domingo, 20 de enero de 2008

Todo concluye al fin

Bueno amigos, odio las despedidas pero cuando uno se va, así me lo enseñaron, debe despedirse. Hace casi un año comencé a escribir este blog más que nada con la intención de mostrar mi colección de discos y hablar un poco de cada personaje de mi infancia. Mi pasión por escribir y por decir lo que pienso y lo que siento me llevó a que finalmente en este espacio hablara de política, de mi vida privada, de religión, de historia y abriera mi corazón para que todos lo vieran latir. Eso hizo que este lugar se transformara y dejara de ser "sólo" un muestrario de discos. Algunas cosas han pasado en estos últimos tiempos que me han hecho replantear varias cosas de las que pensaba y sentía y por eso he decidido dejar de escribir el Metepúa. No sería sincero con ustedes ni conmigo mismo si cambiara la forma de escribirlo y mucho menos podría ponerme a escribir fingiendo que creo o siento cosas que no son verdad. Estos problemas de los que les hablo, (no son de salud, a no preocupase) no me han dejado pensar tranquilamente en estos días y habrán notado ustedes que de un tiempo a esta parte las entradas eran cada vez más escasas. Sería muy arrogante de mi parte pedir disculpas por ya no escribirlo, y si bien agradezco a cada uno de ustedes las veces que hicieron click para leerme y mucho más a los que dedicaron unos minutos de su tiempo a dejarme un comentario, sinceramente no puedo seguir haciéndolo.
Tengo el otro blog en el diario El Día y ahí si podrán encontrarme al menos por un tiempo. Un poco por el compromiso que asumí con ellos y otro poco porque no estoy tan involucrado en lo que ahí escribo intentaré mantener vivo aquel espacio.
Les agradezco a todos este casi año juntos, acá conocí gente muy inteligente y con una onda espectacular con la que espero seguir manteniendo algún contacto sea vía mail o participando en sus blogs. Quiero agradecer también por su participación casi diaria a mi Mamá, a Disco C, a Marisa, a Leo, en fin, a todos. Si algo necesitan de mi, ya sea por alguna duda o para que les facilite algún material, no tienen más que enviarme un email. No se realmente cuánto tiempo dura esto on line desde que deja de actualizarse pero mientras tanto podrán encontrar cliqueando en mi nombre para saber mi email.
Con mucha tristeza, pero convencido también de que es los más justo esta vez les digo hasta siempre y no hasta la próxima. Quién sabe, tal vez algún día el disco vuelva a girar y otra vez me encuentren metiendo púa. Muchas gracias. Coke.

18 comentarios:

Edu dijo...

Otra de mis amadas y pocas ventanitas a mi niñez que se cierra...Quizás sea ya tiempo de aceptar que esos años tan felices no van a volver...bah,siempre lo supe.Pero acá era como que me refugiaba,me escapaba de esta realidad que me supera,miraba las fotos y me acordaba,me acordaba...mi viejo llegando del laburo con su campera marrón y la Anteojito con ese olor a tinta fresca,esas Navidades en lo de mis abuelos...Con sólo mirar esas tapas de discos amarillentas y ajadas me bastaba para transportarme.No me queda más que decirte que siempre te voy a estar agradecido por haberte tomado el laburo de compartir todo esto(aunque sé que lo hiciste con gusto,al menos al principio).Mucha suerte para vos y gracias de nuevo.

Anónimo dijo...

Ojalá el disco vuelva a girar pronto y sigas metiendo púa, así te conocí y así quiero que sigas. Todas mis fuerzas desde acá (no sabés cómo me gustaría estar más cerca en estos momentos)Un abrazo, la Bruja.

El rincon de mi niñez dijo...

Hola Coke, respeto mucho tu decición,pero no quita mi inmensa tristeza, podrán reirse muchos de como me siento al leer esta despedida del metepúa.Mi primer comentario en un blog fué este, y de ahí nunca mas pude moverme, ya hace casi un año y no hubo un solo día en que yo perdiera un post, con el reí , lloré ,me emocionó hasta la médula ,con historias ,anécdotas de tu abuelo "el gran pez" de amor infinito... no solo discos nos enseñaste ,sinó también a valorar muchas cosas , ...descubrí cosas maravillosas en una persona,una inteligencia infinita ,tan solo con escribir la portada de un disco y de ahí armar una historia increíble ,aprendí infinidad de cosas, descubrí discos que jamás pensé que existieran.Me agarré rabietas enormes por que veía que mi colección nunca terminaba ,siempre había un disco del topo gigio que me faltaba ..Hasta empecé armar un libro caserito imprimiendo día a día cada post,me soportaste por meses con el pedido de que escribas un libro,que noes estabamos perdiendo un gran escritor ,me tuviste demasiado paciencia ,ya que otro hubiera suprimdo mis comentarios.
No sólo eso sinó que compartiste día con día tus vivencias tus experiencias ,sin verguenza de nada , sacaste a flor de piel cada sentimiento..
No quiero menospreciar a nadie ,PERO EL METEPÚA es el blog que guardaré por siempre... me inunda una tristeza enorme ,pensar en que cuando encienda mi máquina, entrar al metepúa y que solo sea un cementerio de recuerdos,donde uno viene y deja sus flores.
Te voy a extrañar horrores,esta, también era mi ventanita de escape, el baulcito de recuerdos de nuestra infancia, ya se.... tenés el otro blog,pero como este no habrá.Estaremos siempre esperandote en ¡¡UY YO LO TENÍA!!
Un beso enorme Coke,y gracias por tantos recuerdos y tan gratos momentos.... pero pucha che, estoy con un nudo en la garganta, que no te imaginás.

El Metepúa dijo...

Gracias, che, me van a hacer llorar. Jajajaja. El agradecido eterno seré yo. Los que me conocen saben lo bien que me hacen y lo necesario que son para mi los "mimos" y el reconocimiento aunque sea por algo mínimo como este espacio. A vos Bruja no tengo mucho que decirte, sabés lo que siento y te agradezco que siempre hayas estado a pesar de las distancias.
A vos Edu te puedo asegurar que uno tiene que tratar siempre de abrir ventanas a la niñez, es un mundo maravilloso, el único en el que se puede soñar, en el que no existen el engaño y la traición, los niños son lo único puro que tiene el mundo después, como dice Serrat, se los domestica y todo lo bueno desaparece. Es nuestro compromiso cuidar la niñez, la nuestra y la actual. Me emociona leer lo que escribís, en épocas de capa caída que alguien te diga que lo ayudaste a recuperar recuerdos de su padre trayendo la Anteojito es una caricia en la cabeza o un beso en la frente antes de que te apaguen la luz de la pieza.
A vos Marisa nada, como siempre exagerando con los adjetivos, pero se que sos sincera y que fuiste una parte importante en todo esto ya sea dando manija y acompañando cuando empezaba y entraba poca gente como aportando discos de regalo a la colección.
Un abrazo grande a todos y muchas gracias.

Ezequiel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carlota dijo...

Hola Coke...no te conozco, pero vengo del blog de Marisa, tras leer lo de que cierras el blog. Simplemente mandarte un abrazo, que si es por algo temporal se solucione y puedas volver a abrirlo, si ello te hace feliz, y si no, siento no haberte conocido primero. Suerte, sea lo que sea.

Melissa dijo...

Hola metepúa, despues de venir del Rincón de mi niñez,y leer el post no pude creerlo y vine(pero es muy exagerada pensé que te había sucedido algo ) paso seguido por acá pero no dejo comentarios ,no soy tan fanática de los discos,pero debo reconocer que es un blog de diez y que es una pena que lo abandones,ojalá sea solo unas simples vacaciones,por que hay muchos fanáticos del metepúa que te echarán de menos.
Un abrazo grande.

Cassandra Cross dijo...

Simplemente... hasta siempre, Metepúa.

Ha sido un auténtico placer dar con este sitio y confío en que eventualmente volveremos a cruzarnos. Cosas que tiene la red!

Mientras, queda el sitio arriba para que los nostálgicos lo visitemos una y otra vez. Cosa que sucederá: no lo dudes!

Carpe Diem!!! y Piú avanti!

Por tu amor estoy aqui dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristian dijo...

Ojalá pronto el disco vuelva a girar y otra vez nos encontemos con Metepúa ,como dice Marisa un "gran coleccionista"

Marta dijo...

Soy tu mamá, tu cómplice, y todo. Y en las ferias, codo a codo, somos mucho más que dos. No cierres puertas, no cierres ventanas. Por mi experiencia sé que es muy difícil volverlas a abrir. Tomate un descanso para reflexionar y tranquilizarte, pero no te voy a permitir que abandones este hilo de oro con el que nos uniste a vos. A mi edad, es imperdonable e intolerable que se pierda la fe y la alegría. Nada, nada, merece ese esfuerzo. Besos.

Luis dijo...

Hola platense. Lamento mucho que parés con el blog. Tanto que me gustó leerlo, ver discos que tengo, que tuve y que hasta pasé a tener luego de leer lo que escribías, así como descubrir ejemplares que ni conocía. Aún pese a las quejas hacia vos por no darme pelota con cosas que te proponía, lo seguí visitando. Si no querés perdonarme por ello, estás en todo tu derecho y lo sabré entender (de hecho, alguien que tanto vos como yo conocemos, tampoco quiso tratarme personalmente y me puso muy mal). Sin querer justificarlo, da bronca que al querer conocer gente nueva y porque me fue mal con otras, no poder ser escuchado, tratado y/o tenido en cuenta. Intuyo que quedarán un montón de discos en el tintero sin comentar pero ojalá un día vuelvas a hacerlo. Bien, parafraseando a Nito Artaza en “Bocanitos de Artaza” (que finalmente pronto será estrenado en el canal Volver), basta de piripipí y como decía Eduardo de la Puente en “El acomodador”, toneladas de materia fecal en todo lo que emprendas y lo que te toque vivir. Todo lo mejor para vos y hasta cualquier momento, si así lo querés.

Mariela dijo...

Soy Mariela ,esposa de Ezequiel y visitante asidua de Marisa,espero que pronto vuelvas yo tampoco dajaba comentarios pero este era mi paseo a diario cuando salía del Rincón de mi niñez.Ojalá nadie te permita que te retires, no quiero ser fatalista pero hay muchas gente sufriendo por esto.
Un saludo Mete-púa.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Vine a verte ¿Y tu sos el que tiene tan triste a marisa?

Hasta a mi (sin saberlo) me dio pena leer, justo que entro a un blog nuevo... ver que te vas.

Además me gustaría que pasara po mi blog y me dejaras la dirección del otro blog que decís que tenés para seguir leyéndote.

Me gustó tu blog, pena que lo cierres.

Bsss. Nos vemos. te espero.

Anónimo dijo...

Jorge,YO tampoco te dejo comentarios pero bien sabés que por las buenas referencias de Marisa hacia tu blog te conocí,es un garrón que lo abandones .Pero se te respeta y esperamos a que algún día vuelvas con estas joyas, sabés que colecciono cosas de bronce,pero esto es contagioso jejeej.
un abrazo che.Estoy para ayudarte,cuando quieras me escribís.
Marcelo

Raúl Mariano dijo...

JORGE¿Me ubicas? soy el que te ofrecí los discos del pato por mail.Pasé primero pr el rincón y me encontré con semejante noticia.Conocí tarde tu blog,Pero me trajo copadisimos recuerdos.
Ojalá que sea unas vacaciones cortas,Es bueno tener siempre una ventana Donde asome recuerdos de cuando éramos pendejos,y esta era otra
Los topos gigios estan chillando ja.

Disco C: dijo...

Nooooooooooooo! que garron!...
Que lastima; realmente una lastima. Pero te seguiremos leyendo en el otro.
Supongo que en todos hay un sentimiento encontrado como cuando terminas de leer un libro.
Por un lado la satisfaccion de haberlo leido; y por otro lado la serteza de que llego el final.
Bueno amigo; Disco C: te quiere dar las gracias "por todo", y como si nos encontraramos en una esquina repitamos hasta el cansancio: _Che; que no se corte!.
Un abrazo: Pacha y Mariana (Dante todavia esta en la panza)

Raúl Mariano dijo...

Jorge,no se ve nada de uno de los extremos del blog osea,los vínculos ni geovisite.