sábado, 12 de enero de 2008

Fiesta en la vecindad

Allá por fines de marzo presentaba el disco número 1 de Quico y las ardillitas de Lalo Guerrero. Pues bien, hace algunos días conseguí el volumen 2 de los discos que el vecino cachetón del Chavo grabara con estas ardillas y que mejor que publicarlo hoy, día en el que nuestro querido amigo cumple ¡62 años!.
Se me ocurrió que como hacía mucho que no publicaba entrevistas ni notas de revistas podía hacer un combo y mostrarles el disco y una nota que aparecía sobre Carlos Villagran -Quico, por supuesto- en una revista TV Guía del 16 de enero de 1980, si, han pasado ya casi 28 años.
Acá van algunos párrafos de la nota en la que cuenta algunas anécdotas sobre su vida.
Usted lo conoce como Quico. Su figura es familiar porque día a día está en su casa, como un miembro más, a través de las pantallas de televisión. Todo comenzó con “El Chapulín Colorado” y luego se definió con las aparición de “El Chavo”. Ese niño mofletudo se ganó la simpatía general, aún cuando sus características superficiales de hijo sobreprotegido y, por lo tanto, temeroso de su compañero “El Chavo” pudieran hacer pensar lo contrario (…)
Pero, ¿Alguna vez usted se preguntó quién encarna a este personaje y lo hace distinguirse por su calidad individual? (…) Carlos Villagrán, nacido en la colonia Tucubaya, en la ciudad de México, el 12 de enero de 1946, es el adulto que lo personifica. Desde sus primeros años creció soportando las mayores privaciones, al punto de tener que
vivir junto a su familia en una casa desprovista de puertas. Recién a los diecisiete años su situación cambió, y su hogar comenzó a adquirir las características de un lugar habitable. Pero, a pesar de esto, la actividad de su padre, la fotografía, fue una de las metas más deseadas desde muy chiquito y como proyección para su desarrollo futuro. Así, a los 21 años se inició como fotógrafo en “El Heraldo” y esta actividad le posibilitó presenciar las olimpíadas en 1968 y el Mundial de fútbol en 1970. Mientras tanto gestionaba su incursión en el medio artístico como animador de programas infantiles. De ahí en más el éxito que parte de sus intervenciones en las conocidas series. (…)
Usted recuerda, sin embargo, que en octubre de 1979, Carlos Villagran visitó nuestro país, pero no pudo incorporarse definitivamente al público argentino. Un conflicto con Roberto Gómez Bolaños (Chespirito, o El Chapulín) que reclamaba la paternidad del personaje de Quico, imposibilitó su presentación. Aunque… no hay que desesperarse: en mayo próximo se producirá su retorno, libre de todo impedimento, lo que comprobará finalmente qué lugar ocupará entre nosotros.
Finalmente Quico pudo venir a la Argentina y recorrer el resto de América sacándole el jugo a su personaje.
Como era de esperar el éxito no fue tan grande. Así como el mismo Chespirito reconoció más de una vez que los personajes de la vecindad no podrían ser encarnados por otros actores que los originales, esos personajes fuera de su vecindad y alejados de sus amigos tampoco eran lo mismo. Más allá de internas y problemas contractuales la vecindad del Chavo y cada uno de sus personajes estarán presente en la memoria de todos los chicos que la han visto y la siguen viendo en la actualidad y que la transformamos en uno de nuestros grandes favoritos. Por eso, donde quiera que estés festejando: ¡Feliz cumpleaños Carlos Villagran! ¡Feliz Cumpleaños Quico!
Hasta la próxima.

4 comentarios:

Marta dijo...

Qué bonita vecindad ... qué bonita vecindad ... es la vecindad del Chavo, no valdrá medio centavo ¡¡pero es linda de verdad !! Feliz cumple para Quico y el recuerdo para todos sus vecinos. ( Che ... eso de poner ¡¡ 62 años !! con signos de admiración como si hablaras de un milenio, no lo entiendo. Yo cumplí 61 y no hago tanto aspaviento.)

K.Chivache dijo...

A don Villagrán se lo puede ver a menudo por los casinos argentinos, de hecho lo último que supe es que vivía en rosario, alternativamente con chile.
Pero por ahí te lo cruzás en una rula...

El rincon de mi niñez dijo...

¡Callate,callate que me desespeeeeeeeeeras!!.
Es un divino,con el, sigo muriendo de la risa hasta dolerme el estómago ,puedo mirar mil veces el mismo capítulo ,conocer de memoria el libreto pero con solo mirarlo me llena de alegría.¡¡grande quico,feliz cumple!!

Es una ternura la tapa del disco....

monica dijo...

Alla por los 80 mis padres se cruzaban a la casa de mi tia para ver al chavo del ocho y yo...bueno...lo confieso me escaba para verme con mi noviecito...eso si, debia volver antes que termine y cuando llegaban mis padres yo ya estaba estudiando jajaja no sea cosa q me descubran...Hoy cumplo 20 años de casada con ese noviecito jajaja mira como enganché gracias al Chavo...ahora no me pierdo ningun capitulo repetido por enesima vez...porque para mi son todos nuevos...jajaja