lunes, 3 de diciembre de 2007

Escribiendo la cartita

Invento del imperio, operario de la Coca Cola, cómplice del Mercado Internacional ¡Que son los padres! Cientos de cosas se han dicho de Papá Noel a través de los años. Sin embargo (o tal vez por eso) el viejo sigue despertando la misma ilusión año tras año.
Soy de los que esperan ansioso la llegada de Papá Noel, no sólo porque siempre viene cargado de regalos para mí, sino también, desde que soy padre, por la cara de mi hijo cada vez que a las 00 del 25 comienza el rito de los paquetes y los encargados del reparto gritan su nombre.
Cuando yo era chico pasábamos Noche Buena en la casa de mis abuelos maternos. La cena era debajo de la pérgola del patio, que en aquella época estaba cubierta por una hiedra disciplinada de hojas muy grandes y duras. Recuerdo que mi abuela preparaba pavo, y eran infaltables los tomates y los huevos rellenos.
Éramos muchos en aquellas cenas. Si bien yo tenía bastante diferencia de edad con muchos de mis primos y con los años cada uno iba armando sus propios planes, éramos tantos que siempre se juntaban multitudes.
A las doce se escuchaban las campanas, o la sirena en la Spika de mi abuelo y todos corríamos a una piecita donde mi abuelo escuchaba música. Ahí mi abuela armaba el arbolito y el pesebre y se desparramaban los paquetes para toda la familia.
Por suerte nunca faltaron chicos. Cuando crecimos mis hermanos y yo, los nietos más chicos, mis primos más grandes ya empezaban a tener sus propios hijos, y cuando mis abuelos fallecieron y la familia se achicó llegó mi hijo para mantener la sorpresa y la ilusión intactas. Esta será, por una cuestión de edad, la última navidad en que Manu espere la llegada de Papá Noel, sin embargo a partir de la próxima será Lucía, mi sobrina, la que se asombre al ver a mi hermano disfrazado, muerto de calor y cargando una carretilla llena de bolsas y paquetes.
El disco de hoy, interpretado por el Coro de Pequeños Cantores de Provenza, llegó de lejos, para ser más precisos de Cañada de Gómez en Santa Fé, donde Luchi y Rubén comparten la pasión del coleccionismo de recuerdos. Seguramente vino en canje por alguna revista o nota de Carlitos Balá. Como me pasa con la gran mayoría de los discos editados por Organito no puedo escucharlo ya que es de 78 RPM y mi bandeja es más moderna, sin embargo la tapa y el disco de color son muy lindos y por eso decidí que fuera uno de los primeros discos de navidad que iba a mostrar.
Tengo montones de anécdotas que iré compartiendo con ustedes durante este mes. Me gustaría también conocer las de ustedes, siempre que Disco C no se enoje.
Hasta la próxima.

7 comentarios:

Disco C: dijo...

Jajajaja Coke, no hay problema. De hecho dudo que traigamos esos recuerdos al Disco C.
No tengo onda con la navidad, y preferiria estar bien lejos por estos dias. Ojo! no me paso nada como para que piensen "pobre chica", simplemente no tengo onda. Y no voy a escribir mas al respecto porque podria convertir tu lindisima entrada navideña en un desastre jajajaja!. Un abrazo

Melissa dijo...

A mí me pasa algo parecido a los de disco c,no me pasó nada, malo pero me molesta mucho la hipocresía de la gente que en esos días todo es paz y amor,y dos días antes se tiran con palos.Bueno tampoco quiero arruinarte la entrada,vuelvo en otra.

Marta dijo...

De estas cuatro fiestas que se avecinan, prefiero la Nochebuena. No porque me ataque el espíritu navideño, el fervor religioso ni la espiritualidad, sino porque (como vos decís) es una noche en la que todos compartimos esa alegría que sólo las sorpresas pueden dar. De hecho, armar el arbolito significa para mí decir "¡¡Puf !!" varias veces, y repertir "¡¡Puf!!" hasta el 6 de enero,por el trastorno que es limpiar con él en el medio de los muebles. Al desarmarlo, lo digo muchas veces más, pero es un alivio. Cuando eras soltero hacías vos ese trabajo, después me atacó la bronca por la enfermedad de papá y no lo armé durante dos años pero, cuando nació Manu, ese símbolo volvió a tener significado y retomé la costumbre.
A vos te encanta armarlo. Tu arbolito navideño siempre queda hermoso, porque lo hacés con dedicación especial.
Buscar para todos ustedes, mi familia, "el regalito especial" es un motivo de concentración singular. NO puede ser cualquier regalo: DEBE ser algo que realmente quieren, anhelan, desean y buscan. DEBE ser "EL" regalo de Papá Noel quien, para los que padecemos el síndrome de Peter Pan, no puede distraerse dejando pavadas para salir del paso.
Durante mi infancia, mi mamá sostenía que Papá Noel pasaba por las casas de quienes no creían en el Niño Jesús. A los hogares católicos, llegaba el Niñito dejando una ofrenda. Por ser recién nacido, bajo el arbolito depositaba "cositas" (¡¡ vieja tramposa y pijotera mi mamá !!). En cambio, a los Reyes, por ser Reyes y tener mucha plata, podíamos pedirles cosas importantes, y ahí sí nos despachábamos a gusto en las cartitas. Pero a ese tema lo contaré cuando corresponda.

Marta dijo...

Se me ocurre una post data para mi comentario anterior, que acaba de ocurrírseme por primera vez en tantos años de vida: ¿ Cómo logró Mami que no me convirtiera en protestante, solamente para que a mí no me dejara los regalos el Niño, sino Papá Noel??????????

El rincon de mi niñez dijo...

UHHHH las fiestas me fascinan,yo empiezo dos meses antes con los preparativos, la lista de los regalos,para que el útimo día no me vuelva loca,preparo adornos para la mesa ,pongo muchisimo cariño en armar mi árbol,y después desarmarlo me da mucha tristeza.

Me encanta ver toda la gente de buen humor ,esperando ese día,yo los disfruto muchisimo,No niego que a veces con mucha nostalgia por los que ya no están ...¡¡Y CUANDO DAN LAS DOCE!! ahí vuelvo a tener 10 años..corremos todos a la calle con mi copa en la mano para disfrutar los fuegos artificiales,puedo pasar un momento largo observando el cielo obviamente después de abrir los regalos.Después, terminamos bien de madrugada tomando mates y los panes dulces y stollen que durante dos días amaso para mis amigos y familiares.

Mariela dijo...

A mí también me agradan muchisimo las fiestas,armar el árbol es el momento mas lindo y eso que no tengo chicos.

Carnaval Feriado Nacional dijo...

Metepua, vi por ahi que apoyabas a los carnavales de antes.
Necesitamos tu apoyo ahora!!!!

http://www.looppa.com/carnavalferiado