jueves, 29 de noviembre de 2007

Scooby Doo... Where are you?

Cada vez que escucho a Shaggy hacer esa pregunta inmediatamente pienso “Está en la pieza de mi hijo”. Hace unos días me reclamaron que cumpliera con una promesa que había echo de mostrar la colección de Scooby Doo que tiene mi hijo de 7 años. No recuerdo bien en qué momento tomó a Scooby como su máximo ídolo. Recuerdo si que habíamos comprado el reproductor de DVD y entonces empezamos a alquilarle y conseguirle varias películas y dibujos animados que por ser anteriores a su nacimiento no había visto en cine. Entre ellos cayó la primera y segunda temporadas de Misterio a la orden. Era una caja de 4 dvd´s y en cada uno además de los capítulos se adjuntaban distintos bonus track, juegos, historia de los personajes, y en uno de ellos el reportaje a coleccionistas de cosas de Scooby Doo que mostraban los tesoros que habían podido recolectar en toda su vida. Manu se enganchó tanto que no paraba de mirar los capítulos, pero además siempre pedía volver sobre los coleccionistas. Lo primero que le conseguí fue “La Máquina del misterio” y un Shaggy que había entregado Burger King unos años antes en su cajita mágica. Le habíamos hecho algunos monstruos y fantasmas con tubos de cartón, papel crepe y telas. De a poco fui consiguiendo otras cosas. Yo no sabía que en su momento, con el estreno de las películas, había habido mucho merchandising de la pandilla y su perro pero prestando más atención en mis paseos por ferias fui consiguiendo de todo. Vasos, revistas, publicidades, el resto de los muñecos de Burger King, en fin, de todo. Manu atesoraba cada cosa y devoraba los DVD con capítulos y películas tanto en dibujos como las dos películas con actores que se editaron. La colección iba creciendo y Juan Manuel no paraba de pedir más y a la búsqueda se sumó toda la familia.
Ha desarrollado un poder especial para encontrar nuevos coleccionables en todos lados.”Los olfateo” dice él divertido cada vez que encuentra algo en los lugares más extraños, como por ejemplo en una ferretería.
No hay viaje a Capital en el que no pida que le traiga cosas de Scooby. Hay una vendedora de Parque Centenario que me conoce como el que busca cosas del perro y me avisa cuando las consigue. Pero, como al Petronila de Carlitos Balá, la Argentina le quedó chica. No son muchas las cosas que se consiguen ya por las ferias y que él no tenga, así que hubo que recurrir a sitios de subasta de los EEUU. Sólo puedo mostrar una parte de su colección en las fotos. Como dije más arriba tiene de todo, nuevo y viejo, muñecos, camionetas, autos, figuritas, afiches, publicidades, vasos, remeras, revistas, libros, cds, dvd´s, inflables, pelotas, zapatillas. Bueno, pueden verlo.
Él cree, con orgullo, ser el mayor coleccionista de cosas de Scooby de la Argentina. Hace unos días consiguió que los empleados del Burger King le regalaran el cartel del exhibidor de los últimos muñecos haciéndoles dibujos de los personajes, que por otro lado le salen muy bien. También hace una semana se pasó a la cama matrimonial minutos antes de que sonara el despertador, por lo tanto cuando salí de bañarme y me disponía a desayunar él todavía estaba despierto, se levantó y me contó que había tenido una pesadilla: “Iba por un bosque y se hacía de noche, entonces Scooby se transformaba y los ojos se le ponían como de monstruo….” Y así continuaba. Todo lo relaciona con Scooby, hasta en los sueños lo acompaña. Si pasan una película de Scooby en algún canal de cable no se lo pierde aunque la tenga grabada, siente que si no la mira los estaría traicionando. Cada vez que hay algún desastre natural en Estados Unidos, terremotos, inundaciones, tornados, él dice “Ojala a Scooby lo haya agarrado adentro de la casa” o “Espero que no les haya pasado nada a Scooby y Shaggy”.
Por supuesto, como ya he contado también disfruta de Ben 10, Los Padrinos mágicos, los Power o Los chicos del barrio, pero el fanatismo militante por la barra del gran danés más famosos del mundo se mantuvo inalterable a pesar de los nuevos dibujos animados que fue conociendo.
No se hasta donde llegará esta pasión, si finalizará algún día o se mantendrá inalterable con los años. Yo siempre fui coleccionista de algo, cuando era chico, además de las colecciones lógicas y comunes de figuritas, coleccioné estampillas, calendarios de bolsillo, latas de cerveza y gaseosas, calcomanías y muchas cosas más. Todas se me fueron pasando con el tiempo y las colecciones fueron desapareciendo bajo la implacable fuerza de la escoba de mi mamá que no perdonaba desorden. Como se imaginarán la colección de Manu no corre ese riesgo y si él decide continuarla siempre contará con el apoyo de todos nosotros. Hay gente que pensará que no hacemos más que juntar basura, algunos psicólogos dirán que los coleccionistas somos maniáticos obsesivos, o que tenemos el síndrome de Peter Pan. Según mi forma de ver las cosas Juan Manuel desde la ingenuidad de creer que sus amigos son reales y realmente descubren misterios de delincuentes disfrazados de monstruos, está formándose un mundo interior fascinante para enfrentar el mundo real cuando los años pasen y la vida cotidiana le caiga sobre la cabeza. Tal vez lo ayude a darse cuenta que detrás de cada miedo de los que nos persiguen a diario hay hombres, disfrazados de invencibles monstruos, qué sólo buscan el propio beneficio. Y ojalá también tenga la suerte de entender que la amistad, la solidaridad, el trabajo en equipo, pueden hacer que esos monstruos desaparezcan y las cosas se solucionen.
Hoy no hay disco, le debía este espacio a mi hijo que también sueña con poder exhibir su colección en alguna exposición de juguetes si alguna vez puedo mostrar la mía. Y ya saben, si algún día escuchan que alguien pregunta “Scooby Doo, ¿dónde estás tú?” pueden decirle que está en la pieza de Juan Manuel.
Hasta la próxima.

18 comentarios:

Marta dijo...

Si la gente de Boomerang y de Cartoon Networks ingresaran a la entrada de hoy,editarían nuevos capítulos y películas, pero pidiéndole ayuda a Juan Manuel para que les facilite su colección. A todo lo que tiene hay que agregar que cuando pide que se le cuente un cuento debe ser sobre Scooby Doo, y él elige el monstruo a la par que va cambiando la historia a su gusto a medida que uno se la va inventando. Es tan contagiosa y famosa su pasi´`on por el gran danés, que todos la tenemos en cuenta y sentimos una gran emoción cuando le encontramos algo.
¡¡ Si hasta Silvina en Madrid va a comer hamburguesas con tal de traerle muñecos desde España !!

Angel de la soledad dijo...

La verdad que hoy usted se pasó. Es muy linda la nota de hoy, y como dicen por ahi,de tal palo tal astilla,"Su hijo es hermoso"no creo que con los años pierda el amor por esta pasión de coleccionar ,creo que será todo lo contrario,lo acompañará eternamente,y mas creciendo al lado suyo que se nota que es muy buen coleccionista.Con respecto a lo que pueden decir varios o los spicólogos,que somos maniáticos o juntadores de basura,no estoy de acuerdo,solo coleccionamos buenos recuerdos y el que no,es por que carece de emociones o de ternura.
Le aviso que en Parque Rivadavia hay un SCOOBY,que no está en la foto,costaba $180,despues $120ahora $70 ,mañana ¿quien sabe?.Ojalá tenga suerte y papa noel se lo pueda poner en el árbol de su hijo Juan Manuel.
Un saludo para usted Metepúa,muy tierno el post de hoy.

Angel de la soledad dijo...

Impresionante,no había observado a que tal punto llegaba su fanatismo ..¡hasta el acolchado!,un lujo de coleccionista ,es su hijo.Dentro de poco lo dejará atrás a usted.
Exitos.

Cassandra Cross dijo...

Metepúa, quedé simplemente impresionada. Yo no tengo dudas de que tu hijo sea el mayor coleccionista de Scooby en Argentina, después de todo esto que contás...

Gracias por compartirlo ocn nosotros. Todavía estoy con la boca abierta!

Saludos!

El Metepúa dijo...

Gracias a todos por los comentarios, Juan Manuel tiene esta tarde su primer examen final en la primaria así que se imaginarán los nervios que tiene, pero igualmente estaba muy ilusionado con poder ver su colección en Internet así que le alegrarán mucho los comentarios. Saludos.

El rincon de mi niñez dijo...

¡¡Felitaciones Juan Manuel!!tenés una colección impresionante,divina,sin palabras. Si veo algún scooby ,que no tengas ,te aviso.Un millón de besitos para vos,Manu.¡¡y suerte con el exámen final!!
Saludos Metepúa,Y felicitaciones por los buenos pasos de tu hijo.

Ezequiel dijo...

Que grosa tu colección Juan Manuel,buenisima.
Saludos

Melissa dijo...

En cuanto me avisaron,no podía dejar de venir a conocer el coleccionista numero uno de scooby QUE BUENO jUAN MANUEL.un beso grande.

Cristian dijo...

SUPER,JUAN MANUEL.Espero que cuando expongas tu colección nos avises.

Manu dijo...

hola soy juan manuel grasias por los comentarios. me alegro de que les haya gustado micoleccion.saludos

Mariela dijo...

Hola me presento soy la sra de Ezequiel.
Juan Manuel,es hermosa tu colección,que siga creciendo.

ramiro dijo...

buenisimp. yo tambien colecciono scooby. te voy a escrinbir.

pilsen dijo...

Que grande.... sin dudas un pequeño gran coleccionista. Hace unos meses conoci a Manu en un encuentro de coleccionistas cerveceros. Y recuerdo que andaba con su atenta mirada, observando todo. Hasta la subasta miraba.
Seguramente, y por lo que cuenta Coke, debe ser igual con Scooby.
Espero pronto puedas exponer tu coleccion en algun salon.
Seguramente alli estaremos
Un cordial saludo para ambos. Y felicitaciones.

Anónimo dijo...

Mirta (la amiga de Iaia) dice:
¡Felicitaciones, Manu! es realmente impresionante la coleccion de Scooby que tenés! Ojalá puedas conseguir más cosas, a lo mejor ahora que Papi te pudo publicar las fotos va a haber más gente que te las acerque o te avise dónde encontrarlas!
Como premio a tu colección, seguramente tendrás las mejores notas en tu examen.
Un beso grande y ¡seguí así!

Bochi dijo...

Manu:Tu colección es impresionante. No creo que haya otro que tenga tanta variedad. Te felicito y quiero verte en el diario. Ojalá te haya ido muy bien en ese examen que dice tu papá.Un besote. María Elena

Diana dijo...

Que hermosa coleccion!!!me da ganas de jugar,aunque soy grande. Te felicito

Megumi dijo...

Primero perdón por haber pasado tan tarde! Pero estuve con un exámen super importante que recién rendí ayer, así que los días anteriores solo estuve en los libros!

Y después, qué buena colección que tiene Juan Manuel!!!! Es increíble, me dan unas ganas terribles de tener todas esas cositas! ;)

Mandale un beso de mi parte y decile que nunca deje de coleccionar (que seguramente así será!).

Silvina dijo...

Manu, preparate porque muy próximo llegan nuevas cosas para tu colección: Sccoby Doo de momia, de monstruo verde, de vampiro... ¡Nos vemos pronto!
Un beso grande.