lunes, 12 de noviembre de 2007

Cantando por un Canario...

El viernes pasado se cumplieron 7 años del fallecimiento de Roberto Galán. Uno de los íconos de la televisión argentina más popular condujo y pasó a la historia con sus programas Si lo sabe cante y Yo me quiero casar ¿Y usted?. Bizarros a más no poder mostraban personajes increíbles que iban a cantar canciones famosas o a buscar pareja según el programa.
De una manera u otra los programas de Galán fueron precursores de grandes éxitos de nuestra televisión actual y de los últimos años, aunque creo yo que con una diferencia, no recuerdo que Galán se burlara de los participantes ni los ridiculizara con complicidad de las cámaras y co-conductores como hace en la actualidad por ejemplo Tinelli en Cantando por un sueño. Es más, en el famoso Youtube se pueden encontrar varios videítos del programa en los que los encargados de subirlo se burlan de los participantes como no lo hacía el conductor.
Roberto Galán era amigo personal del General Perón, fue su secretario, fue sindicalista y tuvo activa participación en la política Argentina y hasta la leyenda peronista decía que fue él quién le había presentado a Isabelita aunque Roberto siempre lo desmintiera. Ligado al la derecha del movimiento estuvo sin embargo prohibido por López Rega y luego por los militares. A finales de la dictadura recuperó con el mismo éxito su espacio en la televisión retornando con sus dos programas más famosos.
Galán tenía esa imagen de Dandy a la antigua, con su impecable traje cruzado, sus pañuelos floreciendo en el bolsillo del saco y sus tremendos nudos de corbata, además de sus lustrosos zapatos y su dicción y sonrisas tan particulares como cautivantes se ganó su lugar indiscutido como personaje de la tele y de la noche porteña y dejó frases y expresiones aun hoy recordadas como el Siiiii, Siiiii..., el Hola Querido, el Se ha formado una pareja o Hay que besarse más.
Había comenzado a fines de los 60 en Canal 7 con Si lo sabe cante y unos años más tarde pone en el aire Yo me quiero casar. Los dos ciclos fueron cuestionados por su presunto mal gusto o el uso que se le daba a las historias de la gente que buscaba pareja, sin embargo comparado con lo que vino después Roberto Galán fue un nene de pecho.
Yo recuerdo algunos programas de Si lo sabe… en los que los participantes eran artísticamente impresentables, sin embargo la actitud del conductor era muy respetuosa y en los peores casos era más paternalista que de burla, algo así como decir “Macho no hagas esto que la gente se va a reír de vos”. Tal vez porque él conocía y había compartido muchos espacios con esa gente y eso le daba el plafón necesario para tratarlos.
Recuerdo que una noche Dolina decía “Yo puedo hablar del fiscal peronista, que aparece de saco celeste, pantalón marrón y zapatos negros porque vengo de ahí y no lo hago en tono de burla ni de discriminación”.
A eso me refiero. El Tinelli burlón de la actualidad que aggiornó el formato en Cantando por un sueño hubiera destrozado a los participantes, y aunque seguramente le de más rating burlarse y escandalizar a las vedettes y actrices de poco monta o capa caída, siempre se pone por arriba de los otros y busca en los alcahuetes de turno la complicidad necesaria para ridiculizar al otro.
Tal vez por haber nacido en dos etapas distintas del peronismo, uno con el peronismo paternalista de las primeras presidencias de Perón, el otro del peronismo menemista de los 90, la actitud ante la gente que en definitiva es la que le dio sustento a su éxito fue distinta.
Hasta hace unos meses creía que sólo había 3 discos editados de Si lo sabe cante, todos de la primera época. El disco de hoy lo encontré por primera vez en el mercado de San Telmo hace unos meses, pero se ve que el vendedor creyó tener oro en sus manos y me pidió un precio demasiado alto para discos como estos. El sábado pasado volví al mismo puesto, revolví los discos y todavía estaba ahí, ya no primero en la pila sino por el medio y tres veces más barato. Acá está, formando parte de mi colección y hoy compartido con ustedes. Interpretadas por el quinteto Carlos Marzan con Pichuquito y Piccolo, una docena de canciones de los más diversos estilos musicales: Fox, Vals, Milonga, Tango, Conga, Baion y Chamamé generan un aire muy típico de abuelos de aquellos años.
Como me pasó con varios discos de programas de TV en los que aparece fotografiado el público en la tapa, me llama la atención como “la magia de la televisión” nos hacía ver enormes tribunas de público bullicioso donde había apenas unas gradas muy pequeñas aumentadas con espejos para crear la ilusión del “estudio mayor” de cada canal.
En fin a 7 años de su muerte, sirva este disco como recuerdo para Roberto Galán y sus programas precursores y para todos aquellos que consiguieron un marido, una esposa o al menos un canarito y una medalla en alguno de sus programas.
Hasta la próxima.

7 comentarios:

Angel de la soledad dijo...

Eran otras épocas ,había mas respeto por la gente,y Galán sí era un caballero.
Solo conocí dos discos.

Saludos compañero!!

Pablo dijo...

No se ... Tal vez la TV no había llegado a tanto patetismo en aquel momento. Pero la verdad no tengo tan buenos recuerdos de como trataba Galán a sus invitados (cantantes más que frustados o solitarios en busca de amor). Tengo la sensación de que aquello pudo haber sido un paso necesario, una influencia, para llegar a esto. Como lo fue en su momento, aunque para bien, "La noticia rebelde".
Es verdad que hace muchos años de aquello y por ahí el tiempo potencia nuestras subjetividades. La mía no es de simpatía por Roberto. Igualmente es buenísimo el recuerdo. Sobre todo el de sus secretarias (de quienes no voy a poder acordarme los nombres) "Ya está aquí", decía Galán o una canción, después de presentarlas. "Si lo sabe ..." estaba al mediodía no ?

Melissa dijo...

jijiji Si recuerdo muy bien el programa es mas,una vez fueron cinco ridículas (con respeto) fueron a cantar una canción de menudo¡ridículas! malísimas,nunca había visto ahullar a tanta gente junta,pero eran divertidos los programas y verle las caras a la personas cuando se llevaban el canario era impagable.
SALUDOS

El Metepúa dijo...

Puede ser que tengas razón Pablo. Yo siempre digo que para que haya habido una dictadura fue necesario un Lopez Rega, Para que haya habido un Menem y sus indultos fue necesario un Alfonsin con sus Obediencias debidas y así en adelante. En este caso puede ser igual, sin embargo y más allá de que tal vez se mostrara personajes patéticos que realmente hacían el ridículo me parece que el trato era distinto y ahí estaba la diferencia. Un abrazo y gracias por el comentario.
Che, Melissa ¿Cómo se le dice ridículo a alguien con respeto? Me parece que vos lo decís de envidiosa porque no conseguiste 4 más que te hagan la gamba para ir.
Che, ¿Quién hizo enojar a Marta que no escribe más?
Saludos a todos.

Marta dijo...

¡¡ No estoy enojada,nene !! Simplemente ocupadísima y padeciendo los reveses que nunca tuve para publicar mis comentarios en el blog. Escribo largo, como siempre, y me aparece un aviso que dice algo así como "No se pudo procesar tu información. Inténtalo más tarde" Y más tarde no encuentro la oportunidad.
Yo tampoco guardo el recuerdo de un Roberto Galán respetuoso con los participantes, sino más bien un tono burlón tanto de él como de sus secretarias. Como no era lo habitual, nos compadecíamos de esa gente que concurría al programa y se la humillaba "muy sutilmente".
Aprovecho este espacio (y espero que se publique) para reiterar mi invitación a Mariana, Pacha y Dante para compartir una mateada en La Plata. Sólo tienen que avisar qué sábado o domingo pueden venirse a la tarde, para que pueda preparar la pasta frola ... ¡¡ Besos !!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Galán, Pipo Mancera, el "good show, vermú con papas fritas..." Grandes tipos, inteligentes, no para hacer guita, que tampoco es malo, pero con creatividad constante.
Maestros de los que vinieron.
No me hables de Tinelli...menos de quien se engancha a la misma hora y el mismo canal siempre.
La culpa no la tiene el chancho sino quien le da de comer, no?

Mamita!!! Un abrazo, Metepúa!!!!

Disco C: dijo...

Yo tampoco tengo un gran recuerdo de Galan, es que a la distancia y con un toque de nostalgia todo se ve sobrevaluado. El caso mas grafico debe ser el "Negro Olmedo" que en su momento no era el comico casi de culto que es hoy; mas bien todo lo contrario. Ojo! no es una critica...
Marta: menos el finde del 24/25 cualquier dia que vos digas estara bien. Eso si; avisa por mail a ver si se engancha mas gente y me comen la pasta frola jajajaja!
Besos gente.