jueves, 18 de octubre de 2007

Hay cosas que no se olvidan (no se por qué)

Hace un tiempo, no mucho, me llegó un e mail con un relato firmado por Eduardo Galeano. Así como estaba lo publiqué y hasta generó una entrada en el Disco C. Ahora resulta que ese relato, sobre las cosas que no se tiran, no era de Galeano sino de otro uruguayo llamado Marciano Duran (http://marcianoduran.com.uy/ ) Para mi no cambia mucho, el relato me sigue gustando y sigo sosteniendo que Galeano es un genio, aunque calculo que la confusión no debe ser tan liviana para el señor Durán. Así que salvemos el error.
En la entrada de ayer me dejó un mensaje Stella, y como siempre hago cuando recibo mensajes de alguien por primera vez entro a sus respectivos blogs. Encontré en uno de ellos una frase de Mark Twain que me venía justo para describir algo que me estaba pasando: “Cuando era más joven podía recordarlo todo, hubiera sucedido o no” Espero que esta vez si sea de Mark Twain, me fijé en Internet y aparece muchas veces firmada por él, aunque por cierto (y cada vez más) esto no garantiza nada y el episodio del texto de Durán da prueba de ello. Igualmente lo que me interesa en este caso es la frase y no el autor, así que no hay problema.
Ya conté varias veces que no sólo de discos vive un coleccionista y que en mi caso acopio todo lo que tiene que ver con mi infancia, casi sin distinción. Y digo casi porque cuando comencé a coleccionar decidí que las figuritas y los Matchbox quedaban a un costado. Por supuesto cuando consigo algunas pasan a formar parte de mis tesoros personales, pero los que coleccionan figuritas saben de qué hablo cuando digo que no entré en la “locura” de las figus (o fichus como les dicen en Capital)
Más allá de esta elección hay algunas colecciones que recuerdo con más cariño que a otras y siempre es una alegría encontrar figuritas de esas, me pasa con las caricaturas de futbolistas Superfútbol del 79, con las Panorama y sus estampillitas, con las Canchita o las Gran Mach, con las de Heidi de la primera colección. Me pasa mucho con los tarjetones que venían en paquetes con chicle, de Chip’s, BJ, Los Angeles de Charlie, Hulk o Grease el compadrito. Y por supuesto con las Chapitas del 81 y las Estrellas, creo que también de esa época. Hay otras de las que nunca encontré ninguna, las de Operación Ja – Ja y Polémica en Bar y las de Clemente son un ejemplo, las Siglo XX con los soldados metalizados otro. Yo era un fanático de las figuritas y no me perdía ninguna colección y de cada una guarda un recuerdo. Se extrañarían si se los contara porque realmente no son muy trascendentes y están más relacionados con algún hecho menor que con la colección en si.
Uno de esos recuerdos está ligado a mi más tierna infancia. Tengo la imagen mía, de cuando era muy chiquito, sacando de un enorme cajón de madera en el que guardaba mis juguetes, unas figuritas de Gaby, Fofó y Miliki. Recordaba que eran unas caricaturas de los payasos, troqueladas, y también tenía la idea que en esa colección había figus de The Beatles con los dibujos de “Submarino Amarillo”. Sólo esa imagen, ese recuerdo y nada más.
Cuando supe que había gente que como yo coleccionaba cosas ligadas a su infancia empecé a preguntar por estas figuritas. Quería un dato, que alguien me dijera de qué colección eran, de qué año. Pero no sólo no encontré a alguien que me dijera eso, nadie recordaba estas figuritas ni sabía de su existencia. Fueron pasando los años, cada vez que encontraba a alguien que conociera del tema le hacía la misma pregunta, algo así con Saint Exupery con su dibujo del elefante adentro de la boa. Pero no tenía suerte. Llegué a pensar que las había imaginado, que nunca habían existido, creía que eran un invento. Y entonces jaqueaban mi memoria, porque si, como Mark Twain, recordaba cosas que no había pasado, entonces el resto de los recuerdos también podrían ser inventados.
Esta mañana, justo después de encontrar la frase en el blog de Stella ¡Encontré las figuritas en Internet! Juro (aunque se rían) que se me puso la piel de gallina. Por qué motivo mi memoria guardó durante 30 años ese momento? ¿Qué lo hizo más importante que otros? Nunca lo sabré. Lo cierto, lo que si se, es que las figuritas habían existido, la colección se llamaba La Televisión, sólo me falta saber de qué año es y si realmente había en esa colección dibujos de Submarino Amarillo, porque los de Los Payasos de la Tele son tal cual yo los recordaba.
Puedo seguir confiando en mi memoria casi más que en mi mismo. ¡No estoy loco! ¿O en realidad si?
El disco de hoy no podía estar dedicado a otros que no fueran Gaby, Fofó y Miliki, por lo visto más importantes en mi infancia de lo que yo pudiera imaginar. Por supuesto no voy a traicionar la consigna de octubre del día de la madre, así que ahí tienen el simple con Mami de mis amores, un temón con el que vale la pena despertar el domingo a nuestras mamás.
Hasta la próxima.


Mucha atención, mucha atención
ya llega el día de recordación
abre tu alma y el corazón
cantemos a mamá esta canción:
Mami te traigo flores, flores de las mejores
Mami de mis amores
En el dia de las madres muchas felicidades
Mami de mis amores
Quiero que en este día seas la más querida
Mami de mis amores
La reina de mi vida, siempre la preferida
Mami de mis amores

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Nuestra memoria nunca falla,todos los buenos momentos quedan en un rincon del corazón,aunque pasen mil años.
¡Felicitaciones!,por que después de tantos años pudiste comprobar,que no era solo tu imaginación!que sí ,existían.Ojalá pronto forme parte de tu colección.

Marta dijo...

Juro que no recuerdo esas figuritas para nada, y eso que debo haberlas juntado muchas veces e, incluso, debo haber sido quien las hizo desaparecer, para tener menos cosas que ordenar, en medio de fuertes, indios, soldados, legionarios, carpas, carretas y caballitos ...
No soy médica pero se me ocurre pensar que esa afección que tenés en el ojo es un exceso de memoria que, como ya no encuentra espacio en tu cerebro, ha comenzado a derramarse ...

Cristian dijo...

Me pasó algo parecido con un juego de mesa de cuando era pendex siempre lo tenía en mi memoria pero ya creía que era imaginacion dado que nunca mas lo ví,hasta que un día navegando lo encuentro en deremate,como dicen por ahí "nada sucede en vano".
un abrazo

Stella dijo...

Uh, que casualidad lo de la frase!!
Yo tampoco recuerdo esas figuritas.
pero si recuerdo a Gaby, Fofó y Miliki!! Cómo me gustaaaaaaaban!! Era una locura que tenía con ellos!
Por suerte mis hijos también llegaron a conocerlos y disfrutarlos!!
Me enternece tu blog y me llena de nostalgia! Qué lindo!!!

Melissa dijo...

Muy linda las figuritas.
buen fin de semana,y aprovechá el día para arreglar las plantas y ´recibir el día tan esperado

Rodo dijo...

Amigo, te cuento que el album "La Televisión" es una de mis joyitas en mi colección. Es del año 1972. Y tiene efectivamente unas páginas dedicadas a los payasos. Sus canciones con dibujos de la Gallina Turuleca, Don Pepito, etc. Además venían Titanes, C. Balá, Pipo Pescador,Doña Tele, Tip Top, Mac Perro, y al comienzo todo de Canal 13. Un gran abrazo y saludos a tu mami en su día!!!
Rodo www.retroscopio.com.ar

Marta dijo...

¡¡ GRACIAS, RODO, Y MUCHOS BESOS PARA VOS, AUNQUE NO SEA TU DIA !!!!!!!
En cuanto a vos, Metepúa, y tu bendita memoria: si Rodó dice que son del 72, ponele la firma que son de ese año. Pero en el 72 todavía no te comprábamos figuritas, te comprábamos pañales, chupetes y mamaderas porque eras un bebé.
Seguramente, las heredaste de tus primos, quienes te habrán dado las repetidas para que jugaras y, por eso, las recordás dentro del cajón azul y blanco de "Tus chiches" (Ese cajón también tiene su historia, pero si la recordás, ... ¡¡ aparecerás en el Guiness !!)