miércoles, 24 de octubre de 2007

Aquellos galanes de la música

Esta semana recibí un lote de póster y revistas TV Guía. Entre los póster había varios de Tino, Luis Miguel, Menudo, los Chicos de Fama. Ya dije varias veces que no era la música que yo escuchaba. Arranqué desde chico con el Rock Nacional y entonces quedé lejos de todos estos grupos e intérpretes. No digo que lo sean, pero el recuerdo que tengo es que si escuchabas esta música eras un grasa. La verdad. Pero a muchas chicas les gustaban. Yo recuerdo que mis amigas del barrio fueron una tarde a ver a Tino al Club Atenas de La Plata, por ejemplo.
Los integrantes de Menudo debían abandonar el grupo a los 15 años y eran reemplazados por nuevos integrantes, en uno de esos intercambios entró Ricky Martin y terminó con la fama que tiene hoy. Luís Miguel siguió con aquel perfil hasta que un día a alguien se le ocurrió rodearlo de una orquesta, algunos Mariachis y desempolvar los boleros que hicieran famosos Los Panchos, Javier Solís o Daniel Riolobos, cambió las remeras balleneras por el smoking y de la noche a la mañana pasó a tocar en funciones de gala. Por último Tino, ya lo comentamos, editó algunos discos como solista pero a fines de los 90 tuvo un accidente de tránsito en el que perdió su brazo izquierdo y hoy es administrativo en una empresa española.
Es muy divertido mirar estas revistas no sólo para ver lo que decían por aquellos años artistas que hoy mantienen o acrecentaron su fama, o para recordar estrellas que fueron fugaces, sino también, y es lo que más me divierte, para recordar modas, ropas y peinados que en el caso de estas revistas de principios de los 80 me traen muchos recuerdos.
Mirando el look de estos personajes el que más se asemeja al que yo usaba es el de Luis Miguel. Vaquero azul con pulóver escote V amarillo. No se ven los pies en la foto, pero adivino unos mocasines color suela, con hebilla al costado o borlas con fleco. Sin dudas la ropa de los Menudo con sus pantalones de cuero, ajustados y multicolores y sus camisas con lentejuelas no era como para salir a las calles del centro de La Plata. Así como tampoco el look Mateyko de Tino era como para ir a la cancha.
Mi viejo siempre fue muy formal para vestir, impecable todo el tiempo, de punta en blanco, era de los que no sólo combinaban pantalón y camisa, sino además las medias y el calzoncillo. Hay detalles que no se me borraron. El cinturón y los zapatos deben ser del mismo color; no se pueden mezclar rayas con rombos; la camisa rayada va con corbata lisa o a lo sumo con escudos; los jogging o equipos de educación física no combinan con pulóver, si o si van con un buzo; las chombas más lindas son las que tienen los puños elastizados, y como esas tengo una lista enorme de recomendaciones. Yo fui el que siguió sus pasos de más cerca, tal vez por ser el más grande de los hermanos, a pesar de que las modas muchas veces hacían que me tomara una licencia. Pero en los primeros años de mi adolescencia me vestía como mi viejo.
Me acuerdo cuando tuve mi primer malón en el secundario. En aquella época todavía subsistía la casa El Siglo, en la esquina de 7 y 54. Una antigua y tradicional casa de ropa platense, de esas que atendían vendedores de traje y corbata que te esperaban sonrientes, te aconsejaban, te acomodaban la ropa frente al espejo del probador y te marcaban los defectos para que el sastre te los arreglara. Para poder adaptarse a las nuevas modas decidieron abrir una sección para los jóvenes en el primer piso del local, si no recuerdo mal se llamaba Tiempo Libre aunque tal vez esté confundido.
Ese día me compraron una remera azul, un vaquero celestito y un par de mocasines color suela y el cassette estrella fue Tengo que parar de Miguel Mateas y Zas y creo que Lernertres a la hora de los lentos. Los chicos en esa época ya usaban otra ropa en realidad, yo no era de los más cancheritos, pero ese es otro tema. Por eso digo que mi onda, al menos en la ropa, era más parecida a la del rubio mexicano. Recuerdo por ejemplo de aquella época los cardigan Pingüin finitos, yo tenía uno rojo y uno celeste, reemplazados luego por los Legacy de lana y con colores menos tradicionales; los vaqueros Fiorucci, las chombas Fred Perry y tanta ropa más.
Más tarde vinieron los vaqueros Diller, anchos abajo, las botas Tejanas, los pantalones y las remeras Sun Surf y los jean nevados por ejemplo, pero esa ya es otra época, mucho más alejada de Menudo, Tino o Luis Miguel y también de los temas y recuerdos que tratamos diariamente en este espacio.
Hasta la próxima.

8 comentarios:

Marta dijo...

Sip ... sip ... rompe quinotos con la ropa igual que tu papá. Lo peor es que no te has corregido ni has aflojado un poco ... ¡¡ Pobre Ale, que tiene que hacerse cargo de que todo esté impecable !!!!!

Cristian dijo...

jejejej,Metepúa ,coincido en lo de grasa, eran super ridículos para vestir.Contra gusto no hay nada escrito.
Un abrazo

Anónimo dijo...

No se dice los menudo.
Menudo a secas.
Saludos

El Metepúa dijo...

Gracias por el dato anónimo, pero en realidad no es muy acertado, el Grupo se llama Menudo a secas, pero al hablar de los integrantes como yo hago en el caso mencionado por vos se puede decir tranquilamente los Menudo, como así también los Serú, los Redondos o los Soda. Por ahí no viene mal prestar un poco de atención ¿no?

Anónimo dijo...

Sorry,que carácter,prestaré mas atención, a lo leído.

Anónimo dijo...

Por querer corregir olvidé decir que a pesar del error esta buena la entrada.Pero me quedo con Parchis
Salute

Melissa dijo...

Buena la entrada de hoy eh,¡Viva los menudo ! jajaj
Muy buenos los posters.

Anónimo dijo...

¿Adornaste el blog?muy bonita la entrada de hoy,te felicito por tu colección.