lunes, 17 de septiembre de 2007

Soy un simpático profesor, tengo alegría en el corazón, soy Gabinete

Hice el secundario en el Colegio José Manuel Estrada de La Plata. Si tuviese 15 años hoy no hubiera tenido clases. El 17 de septiembre de 1894 fallecía Estrada y en su honor se conmemora el día del Profesor.
No recuerdo esta etapa de mi vida como algo bueno. La verdad la pasé bastante mal. El colegio era el típico colegio católico medio pelo, al que accedían arañando los hijos de la clase media y a regañadientes los hijos de la clase alta que no eran admitidos o eran expulsados de los colegios “bien” de la ciudad. Esto provocaba muchos choques entre los distintos grupos y diferencias entre los profesores con los alumnos.
Como entré al secundario en el 84 y la democracia llevaba apenas unos meses de vida, muchos vicios de la dictadura se mantenían vigentes entre el plantel directivo y varios de los docentes. Sin ir más lejos, todas las mañanas nos hacían formar en el patio techado del colegio y luego de izar la bandera con Aurora de fondo nos hacían rezar algunos Padre Nuestro y Ave María presididos por una enorme foto del Papa abrazando a Monseñor Plaza, un referente de la iglesia cómplice de la dictadura, arzobispo de la ciudad durante aquellos años en los que colaboraba con la represión junto con, por ejemplo, el hoy juzgado Von Wernich.
Cuando terminábamos de rezar íbamos pasando en fila junto al rector, Carasale Magnone, que nos miraba uno por uno y te sacaba de la fila tirándote del pelo cuando lo tenías un poco largo. Y ojo que digo un poco.
Discriminación, clasismo, profesores y preceptores fachos, compañeros que te invitaban o no a su cumpleaños según la marca de la ropa que tenías. En fin, un colegio de mierda. Mi hermano fue el único que se animó a rebelarse y terminó yéndose en cuarto año podrido de todo ese clima. Eso si, la lección me sirvió para prometerme que iba a hacer todo lo posible por no mandar nunca a mi hijo a un colegio privado.
Así como el Capitán es Piluso, y la maestra es Jacinta, el profesor es Gabinete. También estuvo el Profesor Enciclomúsico del Pato Carret, o el profesor Memelowsky de Odisea Burbujas, pero no hay dudas que el acompañante de Carozo y Narizota en la Tarde de los chicos es el profesor por excelencia de nuestra infancia. El verdadero nombre del actor es Jorge Paccini y tuvo participación, siempre secundaria, en ciclos muy exitosos de la televisión, como Mi cuñado, Rolando Rivas taxista, La tarde de los chicos, Veo Veo y Ricos y famosos entre otros. El profesor, con su guardapolvos blanco era el que lidiaba con las travesuras de los dos muñecos.
A este disco lo compré hace unos años a un coleccionista que dejaba el país y tenía que desprenderse de su colección, un tipo macanudo, que me regaló un par de vinilos más, todos sin uso como este, cuando se enteró que yo los coleccionaba.
La Tarde de los Chicos fue el programa infantil de Canal 13 durante los años 1981 y 1982 y tenía una particularidad, estaba dividido en dos partes totalmente distintas, es decir eran dos programas en uno. En la primera hora, de 5 a 6 de la tarde, estaban los títeres burreros junto al profesor. La segunda hora del programa, totalmente distinta a la anterior, era conducida por Marcelo Marcote y Elvira Romeo. Marcelo hacía el papel de el Abuelo Casimiro mientras que Elvira hacía varios personajes, entre ellos el que más recuerdo es sin dudas la parodia de la Mujer Maravilla, que era furor en esos años, y que ella representaba como Elvira Maravilla. Otro punto a favor del programa eran los dibujitos animados: Scooby Doo y Los Superamigos por ejemplo.
Este disco está dividido de la misma forma que el programa, tanto en las canciones como en el arte de tapa. Del lado 1 el tema de La tarde de los Chicos, Vamos a tomar la leche, Juguemos un ratito, El Profesor Gabinete y Carozo y Narizota. Del lado 2 Elvira y Marcelo, Rock del recreo, Canción de una nena enamorada, El frío llegó y Canción de las buenas noches. Los temas son de Palito Ortega, Lalo Fransen y Daniel Aguilar.
Vaya el recuerdo entonces en este día para el Profesor Gabinete, y un fuerte saludo a aquellos profesores que supieron y saben guiar a los pibes por un camino mejor al que me señalaron a mí.
Hasta la próxima.

9 comentarios:

marianart dijo...

Pobre Metepua!
Me paso todo lo contrario. Toda mi educacion fue en escuela publica y estare eternamente agradecida con la mayoria de mis profes, que mas alla de lo pedagogico priorizaban a la persona y siempre estaban dispuestos a dar una mano.
Justamente hoy le decia a Alejandra Rapetti, mi primer profesora de arte (ahora amiga) que yo era lo que era porque ella supo transmitirme el amor por el oficio. Creo que fue una forma de decirle "Gracias"...
Un abrazo gente.

El Metepúa dijo...

Feliz día Mariana, visitando el blog de tus alumnos se nota que sos de las profesoras que abren puertas y ayudan a elegir los caminos correctos. Saludos.

Marta dijo...

Has omitido decir que fuiste a ese colegio no por elección de tus padres ... te recuerdo volviendo del Colegio Nacional sin haber completado el examen de ingreso "porque no", y no saliste sorteado en ningún otro, el azar no te ayudó. Lo que sí es cierto es que fue el único que estábamos en condiciones de costear ...

El Metepúa dijo...

No soy tan joven, en mi época no se sorteaban los ingresos, había que rendir examen eliminatorio. Es cierto, yo elegí ese colegio ¿Y? ¿En qué cambia los 5 años que pasé ahí? Es cierto que después de escuchar Down de Los Guasones uno lamenta no haber querido dar el examen en "El Gran Colegio Nacional" ¿no? Pero no vale la pena lamentarse, me alcanza con la experiencia para no mandar ahí a mi hijo.

marianart dijo...

Gracias Metepua!

K.Chivache dijo...

Elvira Romei...que padecimiento... encima con un Marcote en plena edad del pavo.
Lo mejor fue años después, allá por el 83, cuando Daniel Aguilar, marido de Romei, hacía personajes pavotes a la mañana y por las noches, después de las doce, conducía por FM Continental..."Cuero Pesado"!
Programa que obviamente era "lo más de lo más".
Gabinete (Jorge Paccini, actorazo) fue en esos años también la voz de Carozo.

Anónimo dijo...

ESTABA BUENA ELVIRA ROMEI.

El Metepúa dijo...

La verdad es que el traje de Mujer Maravilla le quedaba bárbaro. Yo ya empezaba a darme cuenta, y eso que tenía 10 años, que no son los mismos 10 años de ahora.

emarabotto dijo...

Qué época!
Una vez al jardín de uno de mis hermanos fueron gabinete y Carozo a tomar la leche y todos los chicos del barrio nos colamos para verlos.