lunes, 24 de septiembre de 2007

Gentileza Revista Miss Siete Días 1971

Aquel que diga que no mira Bailando o Patinando o gran hermano, miente.
Tal vez no lo mire en vivo, pero en esta televisión que se autoreferencia todo el tiempo, no hay programa que no repita algo, poco o mucho, de lo que pasó en estos programas, que a la vez están todo el tiempo generando cosas para que esto suceda.
Esta autoreferencia lleva a diversas paradojas que resultan difíciles de entender.
Por ejemplo todos los canales que luchan a la noche por migajas de rating contra los otros canales les dedican tardes enteras a publicitarlos con sus programas de chismes. Pero no sólo eso, los programas denominados (o autodenominados) piolas, no pueden escapar a dedicar uno o más bloques a estos que critican y desprecian. Ya sea para burlarse o espantarse, repiten a diario qué es lo que pasó en ellos y comentan y abren juicio de valor sobre sus hechos o personajes.
Ahí andan por ejemplo, TVR o Petinatto o las cucarachas de Pergolini, tratando de explicar por qué la gente no debería ver esos programas de los que ellos no se pierden un segundo y cuyas alternativas discuten a diario.
Por otro lado se da otra paradoja. Los programas de Tinelli, o el de Rial, en vez de salir a contestar esas críticas despiadadas y humillantes de que son “víctimas”, contestan redoblando la apuesta y generando más y más actitudes y personajes patéticos que a falta de talento canjean su intimidad y su moral a cambio de fama pasajera y dinero y, si sale bien, de un papel en la próxima saga de este espectáculo de famosos por sus defectos.
La semana pasada Humberto Tortonese comentaba en Resumen de los Medios un informe según el cual recaía una maldición sobre las parejas de Patinando por un Sueño y se destruían los noviazgos y matrimonios de años de sus protagonistas. A los pocos días, y cuando nada lo hacía imaginar (¿?) Graciela Alfano y Matías Alé anunciaban una crisis en su idílico romance de 8 años de duración. Y por supuesto detrás de esta noticia fueron todos aquellos programas de chimes y de replay. Los primeros para tratar de averiguar cuáles eran los motivos de la crisis e intentar diversas hipótesis que la explicaran; los segundos a burlarse de los primeros y repetir, por si alguien está trabajando a las primeras horas de la tarde, lo que ellos dijeron.
Toda esta introducción no tiene como fin juzgar a ninguno de los programas o personajes ni mucho menos polemizar sobre ellos o tratar de dilucidar las razones de la ruptura de tan mediática pareja. El único fin que persigue esta nota es el de comentar lo buena que estaba Graciela Alfano cuando todavía no era un robocop del ejército del Dr. Juri.
Este disco editado por el sello Polydor a principios de los 70’s la muestra en todo su esplendor con un epígrafe que la presenta: “Graciela Alfano, Miss Siete Días 1971” Gentileza Revista Siete Días Ilustrados” Ahí fue donde surgió y desde donde fue creciendo, en edad y en fama, ya que no en talento, esta diosa que fue ícono de los 70 y 80 y que después de perderse un poco de la consideración de la gente reapareció con un pantalón blanco ajustadísimo haciéndole propaganda a un Yogur diet: “Yo, yogur” allá por el 95.
El 71, es además del año que el concurso de belleza la lanzó a la fama, el año en que yo nací. Diez años después Graciela Alfano era protagonista de uno de los álbumes de figuritas que recuerdo con más cariño de mi infancia, el álbum Estrellas. En este álbum encontraban su lugar los actores y actrices, cantantes y grupos musicales más famosos de nuestro país y del mundo. Había figuritas rectangulare simples, rompecabezas que se formaban con dos y un par de rompecabezas que se formaban con cuatro, uno era el de los Galancitos: Taibo, Darin, Calvo, etc. Y el otro era el que formaba la foto de Graciela Alfano, si no me falla la memoria después de tantos años, arrodillada y en bikini (Si alguno tiene el álbum o lo recuerda me podrá ayudar) Completé ese album después de cambiar una bolsa enorme de repetidas por una de las partes de Village People y lo canjeé ¡¡¡Por una pelota de goma!!!
Graciela Alfano apareció también vinculada a los popes de la dictadura militar y del menemismo, pero eso parece que no importa mucho mientras siga generando puntos de rating que se traducen en segundos de publicidad.
El disco de hoy merece tanto comentario como la capacidad intelectual de la chica que ilustra su tapa. El grupo Tabac’s Musicum, del que no hay más información en la tapa que su nombre, se encargaba de interpretar distintos temas famosos por aquellos años, de manera instrumental y muy pobre. En este disco hay temas tan disímiles como Quiero abrazarte tanto, Jesucristo, Que será, Nena tengo noticias para ti, Jardín rosado o el tema de Love Story. Pero aunque sea por la foto de tapa valía la pena, al igual que muchos otros discos de los 70’s que iremos viendo en estos días, como los que tenían a Susana Giménez o a Cris Morena tratando de hacerse famosas a costa de ilustrar estos compliados.
Hasta la próxima.

5 comentarios:

Marta dijo...

"NO LO PUEDO CREERRRR", como dice la Su en off en RSM. Me mandé un espiche tremendo acerca de tu comentario de hoy, y no salió publicado. Para mí, hubo algún cirujano haciendo podas ... Y bueno, repito mi comentario. Graciela Alfano siempre fue muy, muy linda.Y siempre recuerdo una anécdota:cuando fui maestra en la escuela especial 532, tuve una muy querida compañera, detenida-desaparecida durante la dictadura militar, a cuyo esposo fusilaron los militares delante suyo y de sus hijitas. Durante un recreo, mientras hablábamos de las virtudes físicas femeninas, se me ocurrió dar el ejemplo de Graciela Alfano. Casi corro el mismo destino que el marido de mi compañera... Nadie aceptó que dijera que una mujer que había tenido tanto que ver con los militares, pudiera ser considerada ni siquiera linda ... La belleza física no pasa por el cerebro (menos mal). Nadie puede discutir que Graciela Alfano no fue o es hermosa por fuera.Lo que tenga, o haya tenido en el cerebro, tampoco puede modificarse con cirugías. Y es una pena: si ella, que se ha sometido a tantas, demostrara que un leefting neuronal hace prodigios, hasta yo entraría a un quirófano. Y esto me recuerda a otra anécdota de una amiga: una sesentona conocida se hizo una cirugía plástica en cuello y cara, para rejuvenecerse.Mi amiga comentó, al pasar, ""Qué bárbaro que se animó ... ahora va a ser una pendeja hablando huevadas de jovata... y todos van a decir ¡¡ los jóvenes de hoy son cada vez más idiotas !!! "

marianart dijo...

Esa es Gracielin? (como diria "El cazador"), que distinta...
Mi tio se esta pasando los discos a cd. Despues los va a regalar; creo. Te anote entre los herederos. Un abrazo

Luis dijo...

Tabac Musicum era uno de los tantos
pseudónimos de Santos Lipesker, el autor de la cortina de "Buenas tardes mucho gusto" (te tenés que acordar, si incluso Los Twist grabaron dicha canción). Y hay un Dr. Juri casado con una prima de mi madre, pero nunca lo conocí personalmente y sé que no me pierdo
de nada pues sé que es un mal tipo.

Luis dijo...

Ah: me olvidaba: otro de los pseudónimos del recordado músico, compositor, productor y director artístico de canal 9 era André y su conjunto y en la tapa de uno de esos discos aparece Adriana Salgueiro. Yo te lo dije alguna vez y por ahí ya lo tenés...

El Metepúa dijo...

Vamos por partes dijo el cirujano plástico. Muchas gracias Mariana por ponerme en la lista, es un gusto ser heredero de alguien ¡¡¡Que está vivo!!! Gracias Luis por los datos, por supuesto recuerdo la cortina de Buenas Tardes... es más, tengo el disco de los Twist. Un temazo. Pero en el caso de Tabac Musicum, las versiones son terribles. No tengo el disco que tiene a Adriana Salgueiro pero recuerdo que lo habías comentado.
Marta ustedes son hermosas aún sin cirujías. Saludos a todos y gracias por los comentarios.