martes, 4 de septiembre de 2007

Callate Príncipi....!

En este rincooooooón… Osvaldo Príncipi.´
¡Por Dios! Argentina, país generoso.
Ya hablé en alguna otra entrada de los discos que surgieron a partir del éxito de Videomach varios de sus integrantes se dieron cuenta de manera temprana que había una veta de la que se podían servir, y rayando lo delictivo salieron a grabar sus discos. Fue el caso del Teto Medina, de Boby Goma y también de Osvaldo Príncipi.
Ciertamente nunca me banqué a este tipo, más allá de un imperdonable defecto, que no voy a nombrar acá porque siempre he tratado de no poner palabras soeces ni desagradables, su tono de voz, su manera de hablar y su forma de relatar el box nunca fueron de mi agrado.
Ya dije también que nunca fui espectador de los programas de Marcelo Tinelli, pero a este lo veía seguido cuando miraba boxeo.
El disco es un maxi con una especie de enganchado de música marchosa típica de principio de los 90 (¡Por favor que no vuelvan nunca!) en el que Príncipi habla sobre la música. Como hallazgo, en el último tema del lado B se puede escuchar parte del relato de la pelea entre Leonard y Heagler que transmitió canal 2 en el 87 desde el Caesar Palace de Las Vegas.
Yo no recuerdo este relato, pero si me quedó grabado otro que le escuché en una pelea mucho más modesta.
Ya habíamos entrado a los 90 y los sábado a la noche, tarde, televisaban peleas desde la Federación de Box, si no recuerdo mal queda en la calle Castro Barros de Capital Federal. Casi seguro estoy que era por canal 9. No eran grandes combates, pero si algún sábado no habíamos organizado alguna salida o se había arruinado, era muy poco lo que podíamos ver si es que no había una buena peli en Función Privada, aquel ciclo histórico de ATC conducido por Carlos Morelli y Rómulo Berruti.
Aquella noche, ni se quiénes peleaban, pero no había nadie en la Federación de Box, se escuchaban los comentarios de la gente, lo que se decía en el Ring. La velada era un desastre. Calculo que con el ánimo de motivar a la audiencia para que no apagara la tele Príncipi no paraba de hablar. Hasta que en un momento se escuchó muy clarito entre el murmullo el grito de alguien del público: “Callate Prínicipi, sos insoportable” Retumbó entre las paredes de estadio y llegó hasta con eco a todos los televisores. Príncipi prefirió no decir nada pero se notaba que había acusado el golpe, ascendente, a la mandíbula, casi de knockout. A partir de ahí su relato cambió, se puso nervioso y errático, no podía mantener la concentración. Disfruté mucho aquella noche, aquel desconocido había gritado lo que yo pensaba todo el tiempo cada vez que lo escuchaba.
No se si decir que esta gente fue cómplice de todo lo malo que le pasó al país en la década del 90, pero sin dudas encarnaron en la televisión lo que los políticos hacían con la gente. La burla, el atropello, el avasallamiento de derechos e intimidad fue una constante de aquellos años y este programa se valió de eso para llegar a lo más alto de las tablas de rating.
Como decía, Príncipi relataba en este disco de 1991, que fuera producido por Oscar Mediavilla e interpretado por Boxing Music Group. Los integrantes del grupo eran Daniel Vila, Ernesto Quaglia y Claudia Koen y es una muestra más que cualquiera graba un disco y yo lo colecciono.
Hasta la próxima.

2 comentarios:

Marta dijo...

En otra entrada dije que el boxeo no me gusta, me impresiona, así que a este personaje no lo conozco, aunque esa carucha me resulta familiar.
Lo que sí puedo decir hoy acerca del vinilo y de vos ... ¡¡Mirá si serás fanático de los discos que hasta tenés uno de quien te resulta insoportable !!!!

Marisa dijo...

jajjaja.Opino igual que Marta mira si seras fanaaatico!!!.yo no soporto a ninguno del clan tinelli.Estan todos hechos con el mismo molde . y menos este hombre. me pone mas nerviosa cuando lo oigo relatar un box,que los golpes de la gente.¡¡poooobre!!que malos somos.....no soy fan del box pero cuando pelea la hiena o alguno bien groso "internacional" no me corre nadie de la tele.
Besos a todos.