martes, 21 de agosto de 2007

Una familia, todas las familias

Hablábamos ayer de las telenovelas. Hoy le toca el turno a las telecomedias, el otro género que atravesó nuestras vidas dejando momentos imborrables.
Absurdas, nostálgicas, cómicas, cotidianas, algunas acompañaron durante años a las familias argentinas, otras tuvieron un paso más efímero.
Por lo general giran alrededor de la historia protagonizada por una pareja estelar, y varias historias satélites entre personajes secundarios se entrecruzan con esta por la proximidad de los personajes.
Otra característica de estos programas es que en la mayoría de los casos va a la hora de la cena, de ahí su tinte familiar. Hay historias para las madres, para los padres, adolescentes con los que se puedan identificar los hijos más grandes, algún pibito para que se enganchen los más chicos de la casa y algún abuelo o abuela para los nonos. Y generalmente hay hasta una mascota, para que se prendan también los perritos.
Los Hijos de López fue a fines de los 70 y principios de los 80 una de esas telecomedias que arrasaba con el favor del público. Participaron muchos actores que en aquellos años eran de renombre. Es bueno acordarse de que en aquellos años el cine argentino estaba plagado de películas de bajo nivel, comedias de enredos o picarescas al estilo teatro de revistas, donde estos actores eran protagonistas.
En el caso de Los Hijos de López, el elenco estaba encabezado por Alberto Martín, Dorys del Valle, Emilio Disi, Cristina del Valle y Jorge Barreiro junto a las participaciones de Santiago Bal y Tincho Zabala. Además otros actores en papeles secundarios como el galancito Carlos Calvo, Brizuela Mendez, el japonés Sakemoto Alejandra Da Pasano, la futura chica Olmedo Silvia Perez y Naanim Timoyko.
Esta telecomedia del prolífico (y nefasto, hay que decirlo) Hugo Moser tuvo su secuela en el cine y a esta pertenece este disco simple de 1980 con los temas ¿Adonde vas Martín? de la banda de sonido de la película y Mírame las manos, los dos de Cacho Castaña e interpretados por él.
Las telecomedias gozan todavía de buena salud, sin embargo hay que reconocer que tuvieron hace unos años un quiebre a partir de Gasoleros que de la mano de Suar le imprimió un tinte más realista a los ciclos dándole a los personajes, los decorados y las situaciones un tinte más cotidiano que las acercó a la gente y les dio un nuevo impulso. Otro de los cambios que se pueden ver es el del ingreso de las marcas en los programas, camionetas que pasan por detrás de los protagonistas con las imágenes de distintos negocios, personajes que llegan de los supermercados con las bolsas de las distintas cadenas y otras formas más de facturar con chivos escondidos (o no tanto en realidad) que blanqueó el ingreso de las marcas más allá de los tres minutos de las tandas.
Hoy tal vez esta forma de las telecomedias ya peca de repetitiva y todas parecen tomar partes de las anteriores comedias exitosas y repetir los esquemas. Ya veremos cuando se vuelve a prender una lucecita y se le da una nueva vuelta de tuerca al género.
Hasta la próxima.

3 comentarios:

Marta dijo...

Hace mucho que no me engancho con ninguna telecomedia. Creo que la última fue ¿Poliladron o Campeones? No recuerdo el orden cronológico. Pero es cierto que nos reunían a la hora de la comida y nos hacían reir mucho. "Grande, Pa", "Son de 10", "Amigos son los amigos","De carne somos" ...
Muchos quisieron imitar el éxito de Los Campanelli, pero nunca lo lograron. Tal vez ya no me llamen la atención por lo que vos decís: se transformaron en una repetición infinita. Esperemos, entonces, que se encienda alguna lucecita. Mientras tanto, me río con RSM.

Marisa dijo...

Che,siempre te digo lo mismo,pero bueno,¡¡no se de donde sacas los discos!!No me gustaba este programa,para nada,gustos son gustos.Un beso para todos.

Luis dijo...

Un buen recuerdo de mi fin de primaria (en la tele) e inicios de secundaria (cine), dentro de mi nefasta adolescencia... No fue lo mismo en el cine y al personaje que en la tele hacía Gerardo Romano
fue remplazado para el cine por Carlos Andrés Calvo, pues el 1º fue uno de los tantos que se pelearon en ese programa con Hugo Moser. Y el tema del Cacho Almendra, cuando hacía las películas de la serie del amor. Hacxe varios años que no se da en tele la película pues Argentina Sono Film, la productora, no renovó los derechos para que las películas se den por la tele. Saludos.