jueves, 16 de agosto de 2007

Para que duerma mi niña... ¿prodigio?

Tengo en mi casa el servicio de Flash, la banda ancha de Multicanal y es un desastre. Todos los días se corta, me deja horas sin Internet y si llamás para reclamar, después de esperar 15 minutos para que te atiendan, te dicen que tienen un desperfecto y no te solucionan nada.
Este comentario no es sólo una catarsis. Esta tarde leí una noticia sobre un nene mexicano de 12 años que empieza a cursar las carreras de Medicina y Psicología becado por una universidad privada. Y quería releerla para compartirla con ustedes. En fin, trataré de recordarla.
Increíble lo de este pibe ¿no? Le adaptaron los programas y los padres pidieron que todavía no meta cuchillo, pero el cuate ya terminó el bachillerato y no es cuestión de dejarlo esperando 6 años hasta que tenga edad de entrar a la universidad. Un monstruo, en el mejor sentido (si es que lo tiene y si no le buscamos otro adjetivo)
Ya he hablado acá de los niños prodigio. No recuerdo si conté el episodio de Los Niños Precoces de Crónicas del Ángel Gris, pero es muy probable. Igual, como sigo sin Internet y no lo puedo chequear lo vuelvo a contar. Dice Dolina que es cierto que algunos chicos dan frutos tempranos. Sin embargo no toda precocidad es auspiciosa. Continúa diciendo que el niño precoz recibe la visita anticipada de ciertos rasgos de los adultos: algunos tocan el piano, otros aprenden lenguas o poseen la ciencia. Pero que hay chicos que adquieren antes de tiempo el tono vacío y protocolar y aprenden a los seis años “la torpe filosofía de los tontos satisfechos” Así anda el mundo, Doña Juana; o Hablando se entiende la gente, Carlitos; son frases de cabecera de estos nenes. Dice Dolina, y repito yo cada vez que hablo del tema, que “más sabios son los pibes indoctos que observan con repugnancia los diálogos de los parientes bien educados”
En nuestro país, quién si no Andreíta del Boca, es el paradigma de los niños prodigio. Desde muy chiquita fue la elegida de los medios que vieron en ella un brillo distinto al de otros nenes. Pobre piba. Nadie puede asegurar que hubiera sido más feliz si nunca hubiese pisado la tele, o si en algún momento hubiera dicho basta. Pero seguro su vida hubiera sido más divertida y relajada.
Hubo otros niñitos actores que tuvieron sus momentos de fama. El hoy Dr. Marcelo Marcote fue sin dudas otro exponente de aquellos años. Gabriela Toscano entre las que comenzaron de muy chiquitas y continúan en el candelero. Seguro los más grandes se acuerdan de los nenes de la Película Titanes en el Ring del 73; insufribles los pobres. O de Lorena Paola que usó su obesidad como una virtud hasta que terminó de ser graciosa y terminó enferma de anorexia.
La verdad no estoy de acuerdo con exponer a los chicos a presiones semejantes. Si un nene tiene condiciones para la danza que estudie danzas, si las tiene para el piano o la guitarra que aprenda a tocarlos y si los tiene para el fútbol u otro deporte que los practique. Pero no me cabe en la cabeza (y eso que tengo espacio libre) que un padre pueda llevar a un hijo a competir, para que sean, en la mayoría de los casos, lo que ellos no pudieron ser.
El disco de hoy es un simple de 1972 interpretado por Andrea del Boca e Iris Lainez. Los temas son El milagro de ser mamá y Para que duerma mi niña dos baladas de Coco Avila con dirección de A. Nuñez Palacios y fue editado por Music – Hall. Sin dudas ninguna de las dos tendrían que haber cantado, sus voces fueron un obstáculo insalvable para el buen gusto. Pero la tapa es espectacular.
Sin dudas Andreíta no tendría la capacidad del futuro cirujano mexicano, pero tampoco era esa niña precoz de las que hablaba Alejandro Dolina ya que tenía cierto ángel y condiciones que la transformaron en un producto creíble y en la preferida del público de telenovelas y que cimentaron una carrera que se mantiene hasta hoy. Pero yo sigo pensando que salvo casos muy especiales, no conviene apurar a los chicos, porque como concluye la crónica del Ángel Gris “Ojalá surjan muchos niños prodigio que se apropien del genio con impaciencia. Pero para ser un papanatas, me parece que no hay apuro”
Por último aprovecho para mandar un gran saludo a nuestro amigo Carlos, de Perú, que ha colaborado con mi colección y con este blog y expresar mi solidaridad con toda su gente por el terrible momento que está pasando el pueblo peruano, tan ligado y cercano a nosotros.
Hasta la próxima.

2 comentarios:

Marisa dijo...

Metepua ,realmente seguis sorprendiendo.¡¡¡los discos que tenes !!¿de dooooooooonde lo sacas?
Un abrazo solidario para toda la gente de peru

Marta dijo...

En otras entradas me he referido al "fenómeno" de Andreíta y sus contemporáneos, tan dignos de pena.
Por eso hoy quiero, solamente, dejar mi mensaje más cariñoso para los hermanos peruanos, y desear que logren salir adelante en esta gran desventura, tan injusta y tan triste.