sábado, 11 de agosto de 2007

Marinero del espacio

Popeye puede ser traducido al castellano como “Ojo saltón”, aunque sin dudas la importancia del personaje transformó esta expresión en un nombre propio más que en un adjetivo calificativo.
El marinero hace su aparición en 1929 como un personaje secundario, pero a pedido del público comienza a ganar protagonismo hasta convertirse en personaje principal de su propia historieta.
¿Es necesario relatar la historia? Sin dudas la respuesta es no.
Personalmente prefiero los capítulos más antiguos, los dibujos son alucinantes, cada tanto se los puede ver en canal 7 donde pasan los días de semana a la tarde dibujos muy antiguos. No se por qué pero desde chico me atraían mucho estos dibujos antiguos, no sólo los de Popeye, sino también aquellos dibujos prácticamente mudos, en los que por ejemplo juguetes o libros cobran vida y viven distintas aventuras al compás de la música.
Este disco de hoy es el de la película Popeye, de diciembre de 1980, interpretada por Robin Williams en el papel de Popeye y Shelley Duball como su novia Olivia Oyl. Esta película producida por Paramount Pictures y Walt Disney Productions marcó el debut de Williams en el cine después de haberse alejado de su papel en Mork y Mindy. Neno neno. Cuentan que dejó de hacer aquella serie para no quedar encasillado con el personaje. A mi modo de ver, Robin Williams no quedó encasillado en el papel del extraterrestre, pero nunca pudo escaparle a sus características y actuó igual en todas sus películas posteriores hasta la fecha.
A esta película la fui a ver al viejo Cine 8 de La Plata, cuando todavía la silueta de Chaplín adornaba las escaleras. Los que sean de esta ciudad seguro la recordarán. Fuimos una tarde de verano con dos amigas de mi barrio anterior, Julia y Susana; yo tenía 9 años y ellas eran pocos años más grandes que yo. La mudanza había resultado muy traumática para mi ya que había vivido muchos años en los departamentos de 11 y 62, toda mi infancia había girado alrededor de su patio inmenso y la misma barra de amigos. En el 79 mis viejos por fin pudieron comprar su casa propia y dejar todo aquello fue muy duro para mí. Por suerte con algunos de mis amigos nos seguimos visitando un tiempo mientras duró el período de adaptación.
Lo que si, me había mudado a un barrio plagado de varones, así que si bien gané compañeros para jugar a la pelota hasta que llamaban a cenar, perdí por algunos años las precoces exploraciones de cuando jugábamos al doctor con mis amiguitas de los departamentos. Y bueno, no se puede todo.
Lo cierto es que ese es mi recuerdo de la película, nunca más volví a verla aunque me gustaría poder hacerlo.
Mi abuelo fue marinero, ya lo conté una vez. Debe ser por eso que Popeye es uno de mis personajes favoritos.
Hasta la próxima.

3 comentarios:

Marta dijo...

Nuestra etapa familiar en el depto de 11 y 62 será irrepetible e inolvidable. Los amigos que allí encontramos vos, tus hermanos y yo fueron geniales. Allá se quedó para siempre Lucrecia, la mamá de Julia y Susana, quien aunque está en el cielo desde hace varios años, permanece intacta en nuestros corazones. Momentos hermosos los que allí vivimos, que tal vez (¿por qué no?) nos transformaron en estos nostalgiosos que hoy somos, sólo por mantener vigentes esos instantes tan felices.
Esa casa de deptos. era (salvando las lógicas distancias) como la comunidad del Chavo: todos éramos los padres de todos los chicos, todos los chicos eran como hijos de los vecinos. En ese patio estaba preservada la diversión y el cuidado, y el encuentro de todas las mamás, muy jóvenes, que compartíamos nuestros días, alegrías y rezongos, como amigas de toda la vida.
Habría que declarar ese edificio como Monumento Histótico, ¿no?

Luis dijo...

Como he leído que no tenés TV por cable, yo que sí estoy abonado a ello, te cuento que los dibujos animados los están dando por Boomerang. Saludos.

El Metepúa dijo...

No, che, si que tengo televisión pro cable, pero yo los veo en Canal 7 porque los dan a la hora en que vuelvo del laburo y me siento a tomar un té y desenchufarme. ¿A qué hora los dan por Boomerang? Saludos.