jueves, 2 de agosto de 2007

En Alta mar, de Closas a Pescetti.

Hice el jardín de infantes en el No me olvides, en mi época era el 16, aunque después les pusieron el 9 adelante. Era un jardín de barrio, hermoso, en una casa enorme, a pocas cuadras de lo de mis tíos y abuelos. Después de muchos años mi hijo fue al mismo jardín, ya no era el mismo. Ahora hay aulas por todos lados, donde antes crecía el gomero estaba sala verde, donde antes estaba la huerta que los nenes regábamos había baldosas igual que donde antes estaban el arenero y los juegos de plaza que mi abuelo se llevaba a su casa todas las vacaciones para ajustar y pintar.
Sin embargo muchas de las aulas seguían en su lugar y Juan Manuel hizo sala rosa donde yo hice la celeste y sala celeste donde estaba la sala de música y yo cantaba y tocaba el toc toc, la pandereta y el celestín.
Las veces que habré cantado En alta mar en esa sala. Era mi canción preferida por aquellos años.
Ayer tuve la oportunidad de conocer la obra Luis Pescetti. Disculpen los que ya lo conocían, yo no había tenido la suerte hasta ahora. Para los que no lo conocen, les cuento que para mí viene a llenar ese espacio que siempre vimos que habían dejado vacío los ídolos de nuestra infancia. Pido disculpas anticipadas a los cumbiancheros, pero no me banco la cumbia tipo sábados de América y me pongo loco cuando defienden esa música diciendo que es para bailar. Yo bailaba perfectamente cuando era chico con Los Abuelos, Los Twist, Las Viudas, Virus y hasta Soda Stereo y Los Redondos. No entiendo por qué ahora no se puede bailar con música en serio.
Lo mismo me pasa con los chicos. Cómo puede ser que no haya otra cosa que Panam para ofrecerle a los pibes, o la hija de Calabró o grupitos armados que cantan todas las canciones iguales.
Pues bien, Luis Pescetti ocupa perfectamente ese lugar. Con canciones propias, con clásicos como En alta mar, Había una vez una gata, Aquel manzano o La vaca lechera. Hablando de monstruos, de miedos, de mocos, de mamás que trabajan, de grandes que siempre dicen no o que mandan a los chicos a dormir en medio de las reuniones.
Está enfocado desde los chicos y no para los chicos, los trata como iguales y no como a personas en desarrollo. En fin, lo estuve escuchando desde ayer y me gustó muchísimo, bajé la discografía con la mula pero voy a comprar el CD para mi sobrina porque Manu ya canta de memoria Jijiji. Y se los quiero recomendar a todos los que tengan chicos, o vayan a tenerlos pronto.
Este disco de hoy es la versión de los discos Calesita, aquellos viejos discos de colores de antes de que yo naciera, y está interpretado ni más ni menos que por Alberto Closas.
Me pasa siempre lo mismo con estos discos. Cuando voy a las disquerías o ferias y pido discos infantiles, los vendedores se desviven ofreciéndome los calesita de colores. Y piden precios exorbitantes. Siempre los desilusiono, no son de los más buscado por mí, precisamente porque no son de mi época y porque son 78 RPM, velocidad que mi bandeja no permite reproducir. Pese a esto, por suerte tengo varios de estos discos que son verdaderas joyas de colección. De a poco los voy a ir mostrando.
Hasta la próxima.

4 comentarios:

Disco C: dijo...

Hiciste un gran descubrimiento escuchando a Pescetti. Yo lo conoci por unos amigos que tienen un niño de 5 años pero el hijo es una excusa para que ellos se compren todos los discos, vayan al teatro cada vez que viene a la Argentina (Pescetti es argentino pero vive en Mexico) y nos hagan escuchar la ultima cancion que consiguieron en cualquier reunion "de adultos".
Y asi llego Pescetti a mi vida. En sus canciones hay muchisimas imagenes y es por eso que lo utilizo mucho para trabajar con los mas chicos. Entre mis preferidas estan Buajajajaja y Me va a nacer un hermanito.
Yo no se por que pero siempre estoy pendiente de las opcines para chicos, debe ser que asi me mantengo joven jajajajaj! bueno y en esa busqueda descubri a Caracachumba (grupo musical y de titeres) y si no los conoces son muy recomendables. Un abrazo: Mariana

Marisa dijo...

jajajaja,en una entrada anterior pedias por favor que no pirateen ,y mira vos la mula que te mandaste!!Compraselo a tu sobrina!!.
seguiremos esperando mas joyitas de tu coleccion ,como siempre un lujo este blog
saluditos

Marta dijo...

Los discos Calesita (y los Organito) no son de tu época, pero sí de la mía. Y tenía montones, cantados por actores y actrices conocidos. Me los compraban en "RA-DIS", que se encontraba en el local que ahora ocupa "el Gordo" con su juguetería.
Cuando ayer me hiciste escuchar "La vaca es un animal todo forrado de cuero", regresé a la escuela secundaria, ya que esos versos daban el puntapie inicial para iniciar un contrapunto, en el que perdía el que se quedaba sin letra, así que teníamos que inventar para no pagar la prenda.
Hermoso hallazgo el tuyo.

Luis dijo...

Alguna vez tuve un simple de color Calesita (celeste, para más datos) y era a 33 RPM. En una de esas, lo podés conseguir así. P.D.: mi bandeja sí tiene para 78 RPM.