lunes, 6 de agosto de 2007

Bueno cerebro... yo no te agrado y tu no me agradas...

Finalmente ayer fuimos en familia al cine a ver a Los Simpson. Excelente, como no podía ser de otra manera.
No voy a contar cosas de la película. La mayoría la habrá visto y los que no, no querrán que les cuente ni siquiera cuántos dedos tienen en cada mano.
Los Simpson son espectaculares, puede que no te gusten, pero eso no quiere decir que no lo sean. Lo lamento.
Recuerdo perfectamente cuando llegaron a la Argentina. Yo trabajaba atendiendo un kiosco en la zona céntrica de La Plata y en la puerta había un kiosco de diarios y revistas, así que leía “de ojito” todo lo que salía. El Página/12 publicó una nota con un título que decía algo como “Llega a la Argentina la familia que revoluciona los EEUU” leí la nota donde explicaba los características de cada uno y contaba el por qué de la piel amarilla, los ojos saltones y otras características. Algo me dijo que me iban a gustar y que serían un éxito. Tanto que salimos a comprar remeras blancas con la idea de pintar a mano los personajes y venderlas. Finalmente la idea quedó en la nada, usamos las remeras nosotros y el merchandising inundó el país demostrándonos que no nos habíamos equivocado, pero que el éxito era tan arrollador que estábamos fuera de escala y el negocio era demasiado grande para nuestras posibilidades.
Después vino el debate sobre si era bueno que los chicos miraran los Simpsons o no, si estaban a favor o destruían la familia, si ridiculizaban la figura del padre y ponían como héroe al nene malo y bla, bla, bla… Los que se veían reflejados se quejaban de la imagen que les devolvía el espejo.
Por supuesto nada importó y como era de imaginar nuestros amigos de Springfield arrasaron y se convirtieron en ídolos de grandes, muy grandes y chicos de todas las edades. Hoy por hoy tiene que dar explicaciones el que dice que no los mira o que no le gustan.
Este disco me lo trajo mi amiga Silvina de España, hace un mes, a pesar de tener tamaño de LP es un EP. Trae un solo tema: Do the Bartman, en tres versiones distintas; Bad Bart House Mix; A Capella y Swingin’ in the House Mix. Cantados en inglés por Bart. El disco es alemán, de 1991 y la versión original, remixada en este Ep por Bryan Loren, aparece en el disco “The Simpsons Sing the Blues” del que ya hablamos hace un tiempo.
Los dejo por ahora. Me está esperando el sillón para mirar la tele y ver si termino la enorme caja de pochochos que compré a un precio indecente sólo para tener de recuerdo.
Un último consejo, no importa lo que pase no se levanten de sus butcas hasta bien avanzados los títulos del final y serán testigos de un hecho histórico para la familia.
Ah, me olvidaba, medalla metepúa al primero que complete la frase del título.
Hasta la próxima.

5 comentarios:

Marisa dijo...

Asignatura pendiente,lastima que no pueda ganarme la medalla!!todavia no la vimos, y eso que soy fan numero uno de Homero Y Liza .Soy bastante vaga para ir al cine y siempre terminamos comprando el dvd,(pero con esta no)no pasa esta semana.
El disco que trajo tu amiga esta espectacular!!.Con respecto a los pochoclos jajaja ya te estas quejando por el precio!!!!Saludos.

El Metepúa dijo...

Che, qué flojos andan... Una ayudita: no es de la película, es una de las frases más más famosas de Homero. La caja de Pochoclos salió $15, es decir más que la entrada. Un despropósito. Igual lo compré porque me gustan mucho los baldes pochocleros con motivos de las películas y acá en La Plata nunca los venden.

Marta dijo...

"Bueno, cerebro, tú no me agradas y yo no te agrado a ti ... pero hagamos esto juntos, y luego te sigo matando con cerveza" ...
Ejem ...

El Metepúa dijo...

Ok, Patam Te haz ganado tu medalla. Puede variar la traducción, pero esa es la idea. Felicitaciones.
Ahora bien. ¿Qué le contesta el cerebro?

Marta dijo...

El cerebro le contesta: "¡¡TRATO HECHO !! "
Pero ... ¡¡ ANDÁAA !! ¿Me estás tomando examen?