viernes, 27 de julio de 2007

Y vos Hijitus... ¿De qué lado estás?

No fue por falta de creatividad sino de tiempo que ayer no escribí nada. La falta de creatividad se le podrá achacar a lo que escribo y no a lo que dejo de escribir. Lo cierto es que salí del trabajo y pasé a buscar a mi viejo, me fui a tomar un café con él, después a buscar a mi nene que había pasado la tarde con su otra abuela y volví a casa cerca de las 10 de la noche justo a la hora de cenar, cansado, pero con el DVD de Hijitus en la mano. Y obviamente me puse a verlo. Ya conté en una entrada anterior la historia del lanzamiento de este DVD, por eso lo esperábamos con tantos ganas.
Esta mañana pensaba en aquella vieja acusación que se le hace a Hijitus, medio en serio, medio en broma, de ser buchón de la cana. Mis amigos Garciaferreanos no admitirán ni siquiera la posibilidad de pensarlo, pero yo la escuché muchas veces.
La imagen de Hijitus es la del nene bueno que recorre el barrio haciendo siempre lo correcto y cuando ve algo que no está bien: Fu fu y chucu chucu chucu le entrega al desobediente al comisario que lo mete preso sin juicio previo para que repinporotee en el calabozo.
Creo que la urticaria nos agarra ahora. Cuentan que hace años el policía tenía otra imagen. Yo le enseño a mi nene a que le tenga miedo a los policías, decirle vigilante a uno es insultarlo, y el que manda en cana a otro es un buchón. Sin embargo parece que antes no era así, los nenes se acercaban a darle un beso a policía, el vigilante del barrio cuidaba a los vecinos y hasta hubo policías buenos, como Julio Troxler.
Siempre recuerdo una anécdota que contaba mi abuelo. Según él, en la época en que la leche se vendía a domicilio, el lechero del barrio había estado un mes preso porque el tarro con el que medía tenía un doble fondo y entonces le vendía de menos a los vecinos. Un día conté esta anécdota entre amigos y todos se me rieron. ¡A quién se le ocurre que un tipo vaya en cana un mes por vender la leche mal medida! Y por ahí me parece que pasa la cosa.
Esa pérdida de valores de la que siempre hablamos, hace que creamos que estos delitos son en realidad picardías, que aquel que agarran afanando no es un chorro sino un boludo, que si un gobernante hace cosas puede robar y que si yo robo bueno, no es para tanto, si todo el mundo afana.
Por otro lado el policía de la cuadra es el primer sospechado de mandar a los chorros a una casa porque conoce el movimiento del barrio, el que debe cuidar el tránsito está entongado con los cuidacoches y les cobra un porcentaje a estos de lo que ganan para no hacerles multa a los autos mal estacionados, conocen los movimientos de todos los chorros de la zona y son capaces de devolverte lo que te afanaron si sos amigo o pariente de ellos.
Y esto para no volver a hablar de su participación en los gobiernos de facto, ni de la maldita policía ni de la mano de obra desocupada ni del gatillo fácil. Será porque, después de todo, uno no se imagina al comisario de Trulalá metido en este tipo de cosas.
Si las cosas fuesen como corresponde, la policía apenas sería necesaria, uno no les tendría miedo ni desconfianza y los delitos por menores que fuesen merecerían un castigo. Pero las cosas no son como corresponde. Y entonces uno empieza a hacer concesiones a los que roban poco y si el Viejo Vizcacha aconsejaba hacerse amigo del juez hoy es mejor ser amigo del chorro porque hay menos posibilidades de que te cague, y solamente vas a caer en cana si sos un perejil que no tiene dónde caerse muerto.
Y en esta nueva escala de valores hay gente que defiende a viva voz a Von Wernich pero aplauden que hayan metido en cana a Pity porque tenía ¡8 gramos! de marihuana y una tuquera en el bolsillo, o llenan una plaza y cortan calles aplaudiendo al falso ingeniero porque pide mano dura contra los pibes chorros pero se horrorizan y agitan la constitución cuando a la plaza la llenan las Madres para pedir Aparición con vida y las calles las cortan los desocupados y los marginados del sistema para pedir un laburo, sueldos dignos o una distribución más justa.
A veces me pasa esto, debe ser un virus, me siento a escribir sobre algún disco y termino hablando de cualquier otra cosa. Volviendo al tema de Hijitus, cabe preguntarse si hoy sería factible en nuestro país un dibujito animado en el que el bueno fuese amigo y colaborador de la policía. Quién sabe. Probablemente Hijitus hoy pelearía contra la corrupción, haría trabajo social, y estaría del lado de los que están marginados. Y si así fuera, seguramente no tendría lugar en nuestra televisión.
Con respecto al DVD es excelente. Por desgracia no se qué problemas hubo con la distribución y no salió a la venta en Capital Federal y Gran Buenos Aires pero ya está llegando al interior del país. Los porteños lo pueden comprar vía telefónica en editorial Planeta. La calidad es excelente, se ha mejorado muchísimo el sonido y viene acompañado de una revista y dos juegos de mesa para los más chiquitos. Ya sea por nostalgia de los grandulones como nosotros o para regalarlo a nuestros nenes, no dejen pasar la oportunidad de tener un ejemplar.
Las fotos con las que ilustro la entrada de hoy son imágenes del Club de Hijitus, el programa que se emitía por canal 13, reproducidas en su momento por la revista Anteojito, en las que se ve, además de Firulete y la Bruja Cachavacha a Julio Vivar “mostrando con entusiasmo” el disco de Hijitus del que hablamos hace unos días, que era uno de los premios que se llevaban los Amiguitus del Club.
Hasta la próxima.

4 comentarios:

Leo dijo...

Que envidia que ya lo pudiste conseguir!! Aca en Cap Fed todavia no esta y eso que anduve bien por el centro. Ahora voy a buscar el fono de Ed Planeta pera exigir mi copia.
Un abrazo
Leo

Marta dijo...

Hace un ratito nomás, volvíamos de lo de mi hija, en el auto de mi yerno, con mi nieto. No recuerdo el motivo, pero el nene salió hablando de las leyes que hay que cumplir (tiene 6 años y medio). Mi yerno agregó otras que no había mencionado, y habló de la policía. Mi nieto dijo "pero la policía te mata o te tortura". Mi yerno, tan sudafricano él, con una formación tan diferente a la nuestra (a la que no termina de acostumbrarse) casi muere de un infarto frente al volante ... Traté de salir del paso explicando que en todos lados hay gente buena y que hay gente mala ... Explicación tan ingenua que hasta me dio vergüenza dar.
No pongamos como ejemplo al comisario de Trulalá, ni a Hijitus, ni a ningún personaje de dibujitos animados: no existen los ratones que burlen a los gatos, ni los canarios que siempre le ganen a su archienemigo.
Es cierto que las cosas ahora son muy distintas a como fueron hace mucho tiempo. Lo del lechero es cierto: era muy conocido en La Plata, y su caso salió publicado en los diarios de la ciudad, al punto que, muchos años después, conocí a un sobrino suyo, médico de mis cuñados, y cuando le pregunté si eran parientes me contestó: "Sí y no ... cometió una estafa cuando repartía leche y lo borraron de la familia".
Nunca le di un besito a un vigilante, pero recuerdo que en los corsos de carnaval y en los desfiles de los actos patrios, los de caballería levantaban al azar chicos que se encontraban mirando y los llevaban a dar una vuelta a caballo. Y los padres, felices y agradecidos por la elección. Ahora, cualquiera comenzaría a pedir auxilio aterrorizado.
Pero bueno, es lo que hay y es lo que hubo.
¡¡ Sigan disfrutando el DVD de Hijitus sin más análisis, y comparto la invitación de Metepúa para quien no lo consiga !! En La Plata todavía hay muchos en los kioscos, y en mi casa, como en la de él, hay mate, bombilla y yerba.

Anónimo dijo...

Hola Jorge: de a poco va llegando el dvd al interior. Ya arribó a Rosario, a Córdoba, a Cañada de Gómez y a La Plata. Seguramente la próxima semana llegará al resto del interior del país!
Si no aparece pronto por Necochea, andá preparando nomás el mate porque tendré que ir a visitar la ciudad de las diagonales. Pero, por favor, sin azucar: ya los de la generación de hijitus tenemos más de 40 años y debemos cuidar el Colesterol, los Triglicélidos, la Glucosa, palabras que no reconocíamos en al época de Hijitus y el Comisario!
Te mando mis saludos y muy bueno el sitio! Gustavo.

marianart dijo...

Hola Metepua: el falso ingeniero, Cecilia Pando,Von Wernich, la bonaerense y la federal estan chochos con esta entrada, jajaja!. Uy perdon; se podia decir malas palabras en tu blog?
Sabes?, la suegra de mi cuñada trabajo un tiempo con Garcia Ferre y fue la creadora del "Boxitrasio". Cuando nos conocimos creo que fue la primer charla que tuvimos; casualmente, ese es mi personaje preferido. Debe ser por su faciliadad de palabras...(tere que te tere quete uauaua).

Marta: vos escribime donde quieras. Sabes que yo te banco en todas; y hasta podrias tener tu blog; ya que tenes mucho que decir.

Bueno gente, como siempre un gusto leerlos, buen finde y un gran abrazo. "Marta patria o muerte!"