sábado, 28 de julio de 2007

¿Y ahora quién podrá defendernos?

"Oh, y ahora ¿Quién podrá defenderme?
¡YO! "El Chapulin Colorado"
Más ágil que una tortuga,
más fuerte que un ratón,
más noble que una lechuga,
mi escudo es un corazón.
El bribón de alma sucia,
y el malhechor desalmado
no contaban con mi astucia;
"El Chapulin Colorado"
¡Chanfle, Chanfle!
"Mis antenitas de vinil están detectando la presencia del enemigo"
Acabo con el tirano,
con el criminal y el ladrón.
Fulmino a todo villano,
con mi chipote chillón
El bribón de alma sucia,
y el malhechor desalmado
no contaban con mi astucia;
"El Chapulin Colorado"
¡Chanfle, Chanfle!
"Todos mi movimientos están fríamente calculados"
Tarzanes y calimanes,
le rinden admiración,
batmanes y supermanes
le van a pedir perdón.
..."El Chapulin Colorado"
¡Chanfle, Chanfle!
Qué disquito este. Editado en 1979 por Magenta con una tapa horrible pobre. Del lado A la conocida canción del Chapulín Colorado y La Astucia del Chapulín, del lado B La gallina turuleca y Mi barba tiene tres pelos. Interpretados por Los niños cantores de Fátima.
Ayer Hijitus, hoy el Chapulín, esta mañana terminé de leer por segunda vez El Eternauta de Oesterheld y Solano López que comencé después de la nevada del 9.
Qué mezcolanza de Súper Héroes. El Hijitus argentino y cotidiano que más que a villanos enfrenta a traviesos, el Chapulín, que con su torpeza y sus armas rudimentarias satiriza al súper héroe yankee que todo lo puede y El Eternauta, que a decir de su autor “… es un héroe colectivo, un grupo humano. El único héroe válido es el héroe en grupo, nunca el héroe individual, el héroe solo.”
Hace unos años una persona me regaló una vieja revista para hombres, o mejor dicho “para gentilhombres” según dice en su tapa. Era la revista Adán, de diciembre de 1967.

El motivo del regalo no era sin dudas las fotos de mujeres con el torso desnudo tapándose con las manos, escondidas detrás de árboles y cortinados y sin Photoshop, el motivo del regalo era que incluía el cuento Un oscuro día de justicia, de Rodolfo Walsh. El cuento casi termina diciendo: “… el pueblo aprendió que estaba sólo, y que debía pelear por sí mismo, y que de su propia entraña sacaría los medios, el silencio, la astucia y la fuerza mientras un último golpe lanzaba al querido Malcom del otro lado de la cerca…”
El Eternauta es de 10 años antes, de 1957, este es un año de aniversarios redondos. 50 años de la publicación del Eternauta, 40 de la publicación de este cuento, y 30 de la desaparición de sus autores. Walsh y Oesterheld desparecieron en 1977 dejando detrás de si una obra de muchísimo valor. Sin embargo no creo que por eso se los hayan llevado, sino por lo que ellos podrían haber aportado en los años siguientes a su desaparición.
Desgraciadamente nunca se materializó el héroe colectivo que soñaba Oesterheld ni el pueblo comprendió que sólo de su propia entraña saldría la manera de salvarse. Igual estamos a tiempo, algún día sucederá aunque cueste trabajo.
A los que no hayan leído El Eternauta se los recomiendo, si no les gustan las historietas no importa, la historia es tan atrapante que el formato de cuadraditos y globos no sólo no son una barrera, sino que con el correr de las páginas “desaparece” para dar paso al relato y la intriga. Por el aniversario del que hablaba más arriba se están haciendo en Capital muchísimas muestras y homenajes. A los que puedan ir también se las recomiendo.
Estaría bueno que la próxima vez que escuchemos “Y ahora quién podrá ayudarnos” pensemos que depende de nosotros mismos y no nos pongamos en manos de Chapulines, Bátmanes ni Supermanes.
Hasta la próxima.

2 comentarios:

Marta dijo...

El Eternauta siempre anduvo dando vueltas en casa, por vos y por tu hermano. Nunca lo leí.La última vez que fuimos juntos a Bs As (¿hará 20 días?) me comentaste que te habías quedado leyéndolo de nuevo hasta la madrugada, añadiendo un comentario que me interesó:"Tiene tanto tanto suspenso que te atrapa". ¿Me lo prestarías? Juro que, a pesar del tan conocido dicho popular "Hay dos clases de bol ... los que prestan libros y los que los devuelven", te lo devolveré.
En una noche en que necesitaría del Chapulín Colorado, te lo prometo, firmando al pie ...

Marisa dijo...

Tendremos en cuenta la recomendacion del eternauta.