jueves, 19 de julio de 2007

Qué tristeza. Qué lo parió...

Desde hoy el mundo está mucho más triste. Hace un rato nos enteramos de la muerte del Negro Fontanarrosa y nadie me saca de la cabeza que ya no habrá más Inodoro Pereyra ni Boggie el Aceitoso, ni geniales libros de cuentos.
No cabe duda de que el Negro es uno de los grandes escritores argentinos. Pocos hubo como él que interpretaran tan bien al argentino de barrio, de pueblo, de bar y de tablón.
Siempre que hablo con alguien de Fontanarrosa repito una historieta que leí una vez, hace muchos años en la revista Humor. Boggie el aceitoso era entrevistado por una periodista, si no me equivoco se llamaba Lena. Boggie estaba comiendo y Lena mientras le preguntaba por qué había violencia en el mundo le pellizcaba unas papas fritas. Boggie le trataba de explicar y mientras tanto le decía “Lena, no me comas las papas fritas” el reportaje seguía y Lena le seguía comiendo las papas. Finalmente Boggie se cansó, le clavó el tenedor en la mano y le dijo: Lena, tomá nota, el hecho de que haya tanta violencia en el mundo es que hay gente que se quiere quedar con la comida de los otros.
Acabo de escuchar a Mercedes Sosa decir que estos artistas no tienen repuesto. Y es cierto.
Gracias Negro por tantas historias, por tantas carcajadas y por tantas enseñanzas.
Este libro me lo regaló mi hermano, esperó pacientemente en la Feria del Libro para pedirle un autógrafo. Fontnarrosa ya no dibujaba pero cumplía con las interminables colas de admiradores que se querían llevar su firma.
Estoy muy triste.
Hasta la próxima.

4 comentarios:

Rasti dijo...

Gracias a Dios tuve la misma paciencia y despues de esperar un rato largo pude estrechar la mano de Fontanarrosa y pedirle que me dibuje a Boogie. Estoy tan triste como vos.
Un abrazo/Leo

Marta dijo...

Vamos a extrañarlo al Negro. Pero hoy, especialmente, y porque es el Día del Amigo, siento un doble vacío: se cumple ocho años de la "última ida a navegar" de quien fuera mi gran, mi único, mi insustituible amigo Papi, y de Fontanarrosa, amigo de todos. ¡¡Feliz día para todos los que supieron cosechar amigos insuperables !! Y recordémoslos siempre con una gran sonrisa, la que nos supieron regalar !!

Perdida en el espacio dijo...

Es un día extraño el de hoy... sin dudas. Ayer estaba muy triste, hoy un poco mejor porque con mis amigos comparto el saludo y la tristeza. Como todo amigo/a siempre nos comprendemos y sabemos que hoy no queremos salir a festejar. Nos juntamos al mediodía, hicimos un brindis por el negro y nos abrazamos por nuestro día.

Como le pasó a Marta, esta "ida" me hace acordar a mi viejo. Mi viejo era muy similar al Negro Fontanarrosa y no puedo menos que recordarlos de maneras similares.

Pero bueno, por suerte nos dejó una cantidad innumerables de cosas para recordarlo.
En mi blog hay un video, humilde aporte y homenaje como todos estos que están dando vueltas hoy en los blogs.

Saludos

Sophie

Marta dijo...

Tengo una amiga que se sentía amiga de Fontanarrosa, aunque no lo conocía personalmente. Siempre amó a Inodoro Pereyra, e imaginé su gran tristeza en este momento. Por eso le escribí, como si ella hubiera perdido a un familiar. Esta fue su respuesta:
"Gracias por tu comprensión, sabés que lo mío no era una cuestión intelectual, sino un amor entrañable por esos personajes. Anoche, cuando me enteré de la noticia, miré todas las entrevistas que pasaron por la tele, estaba triste pero bien. Hoy, cuando vi la tapa de Página, con Mendieta solito y una lágrima en su ojito, me derrumbé. Estaba tan huérfano como yo.
Un abrazo
María del Carmen"