martes, 10 de julio de 2007

Has visto caer la... nieve

Me puso muy contento la nieve de ayer. Por supuesto la disfruté como un chico. Me preguntaba por qué cuando uno disfruta mucho con algo dice que lo hizo como un chico como si los grandes no pudieran divertirse con cosas tan lindas como correrse con amigos y tirarse bolas de nieve en plena ciudad de La Plata.
Lo que más feliz me puso fue que a mi hijo le tocara casi a los 7 años, una edad justa como para vivirlo de tal manera que no lo olvide más. La infancia está, o debe estar, llena de estos momentos mágicos y felices que sirvan como reserva de sonrisas para cuando las obligaciones nos agobien.
Gracias a Dios tengo un arcón lleno de esos recuerdos, no soy tan viejo, no estuve en la anterior nevada de 1918. Pero ayer me acordé de mis dos abuelos, que si estuvieron en aquella nevada de principios del siglo pasado y ellos me regalaron varios de aquellos recuerdos y me contaban de aquella nevada de su infancia que siempre creímos que no se iba a repetir.
Hoy a la mañana, muy temprano, seguía todo cubierto de nieve, me fui al laburo y la gente en la calle se sonreía y se saludaba como en ninguna otra mañana.
Me dio por pensar en la necesidad que tiene la gente de ser feliz de alguna manera. La nevada de ayer, tan verdaderamente democrática, nos dio la oportunidad del disfrute general, de olvidarnos por un rato de las preocupaciones y por eso hoy a la mañana la gente todavía se sonreía.
Los copos habían sido para todos y todos los disfrutamos sin competencias, sin pijoterías. Había para todos y entonces todos fuimos iguales, y esta mañana el de enfrente no era el dueño de los perros que no dejan dormir, el carnicero no era el que te vende carne dura a precio de ternera, el colectivero no es el que frena de golpe y te sienta de culo. Los jefes y los empleados contaban que habían hecho lo mismo. Hasta escuché que las iglesias abrieron las puertas para que la gente que duerme en sus escalinatas pasara la noche al abrigo de la casa de Dios. ¡Ja!. Perdón por el sarcasmo.
¿Pasará por ahí la cosa? Será que si se reparte en forma más equitativa, si hay un poco para cada uno, si el del al lado o del enfrente es un compañero de juego y no un rival al que hay que pisar, la gente puede ser feliz. No sería tan difícil entonces que las cosas mejoren, que la gente esté contenta y vuelva a saludarse por la calle con sólo cruzarse.
Esta nevada podría servir para eso ¿no? ¿Pensarán lo mismo los encargados de cortar y repartir la torta? Hmmmmmm…
El vinilo de hoy, por supuesto, no podía ser otro que el nevado de Alta Tensión en Sótano Beat, aquel programa de principios de los 70 conducido por Fernando Bravo, cuyos discos de colores son un clásico de aquella época.
Este es un disco espectacular con la participación de los mayores exponentes de la música beat de aquellos años. Donald, Palito, Tormenta, Carlos Bisso o Los Galos. Y sobre todo con temas que se hicieron históricos como De Boliche en boliche interpretado por Agua Mojada, La chica de la boutique del pelado Heleno o Vuelvo a vivir, vuelvo a cantar por Los Tíos Queridos o Has visto caer la lluvia de Buckingham Group.
Tal vez vuelvan a pasar 90 años para una próxima nevada, ojalá no tengamos que esperar tanto para un nuevo momento de felicidad colectiva. Ojalá por lo menos que mañana, cuando vaya a trabajar, la gente se siga saludando.
Hasta la próxima.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Es cierto, todos disfrutamos como niños, el lunes nevado,creo que hasta mi perro lo hizo.
Yo tambien senti una felicidad extraña al dia siguiente,mientra subia las fotos de ese dia inolvidable a mi pc.Muy buena la nota,y el disco tambien.

Marta dijo...

El tema que interpreta Donald en este disco, ¿es TIRITANDO? ¡¡ Tendría que ser, para que estuviera completo !!
Y, mientras le ponemos el pecho a la sensación térmica y camisetas de frisa a los ateridos cuerpos, aprovechemos para cantar y dramatizar "La batalla del calentamiento" (así la conocía yo antes de Julieta Magaña), sucundum, sucundum ...
¡¡ Qué buena está la entrada de hoy, pibe !! ¡¡ Cómo te las ingeniás para hacer una buena reflexión con la excusa de comentar un disco !! (y espero que ahora se publique mi comentario, porque el anterior no salió. ¿Será que por el fresquete la PC tiene las válvulas frías?)

Leo dijo...

Che... yo debo ser medio marciano, porque ni me conmovio ni encontre motivo alguno para festejar...
Ahora que leo este comentario me hacen sentir mal, deberia haber festejado, sacar a mi hijo a la calle con 0ºC? Lo unico que me limite a hacer fue una toma de video de la puerta de mi casa, en el momento que caia con mas fuerza.
De todas formas el dia fue la excusa ideal para quedarse en casa calentitos armando cosas con Rasti...
El comentario de hoy impecable y si al menos sirvio para mancomunar a la gente... adelante la nieve entonces!!!
Sds/Leo

Marta dijo...

Hola, Leo: esto no es un foro, pero por ahí te llega mi mensaje: ¿Vos vivís en la Patagonia, y por eso no te emocionó la nieve en la pcia. de Bs As, o sos de verdad un marciano? (mirate el dedo meñique ... capaz que sos uno de Los invasores ...)Si notás algo extraño en tu mano, ¡¡por favor !! comunicate conmigo a través de Metepúa. El tema de los extraterrestres y de los OVNIS siempre me apasionó. Es más: ¡¡ siempre creí en ustedes !!

Leo dijo...

Martha:
Pucha! era eso la lucecita que tenia en el indice, y la compulsion a buscar un telefono para llamar a mi casa!!!! Que lo pario!
Vivo en Capital Federal y seran mis años de laburar en el puerto lo que me acobarda tanto. A la gente que dice encantarle el invierno la mandaria una nochecita de estas (luego de estar laburando desde las 7 de la matina) a apuntar una mano al costado de un buque!
Despues vemos que dice! jajaja
Sds/Leo

El Metepúa dijo...

Che, Leo, Una campera para tu nene sale $90, un pulover para tu nene sale $40, un jarabe para la tos de tu nene sale $30. Que tu nene le cuente a sus nietos como fue jugar con la neve en Capital Federal¡No tiene precio!
Sacá de una vez la MetepuaCard ¡Y disfrutá!

Marta dijo...

No me desilusiones, Leo ... De veras creí que, por fin, había encontrado un extraterrestre, y me salís con algo tan nimio como comenzar a laburar en el puerto a las 7 de la matina ...¡¡ Odio el frío !! y ... ¡¡ Siempre me levanté a las 5 !! (No trabajé en el puerto pero sí en zonas de villas, donde la miseria es muy miserable, y lo hice como maestra y como asistente social) Pero, che, ¡¡ qué lindo fue ver nevar en el patio de casa ... !! Vuelvo a escribirte en primavera ...

marianart dijo...

Ayer lei esta entrada antes de ir a trabajar. Los miercoles me toca una escuela brava, pero al leer Metepua me alegro la mañana con eso de que "Había para todos y entonces todos fuimos iguales". Justamente el lunes yo pense en los chicos de esa escuela "brava", muy humildes y de lo felices que estarian.
Cuando llego al barrio por lo general tardo unos 10 o 15 minutos en entrar a la escuela porque me paran alumnos del otro turno, ex alumnos, chicos que me conocen solo de verme pasar, para charlar un ratito. Y los que estaban adentro o los que me pararon afuera, todos hablaron sonrientes sobre sus aventuras en la nieve. Les juro que en sus caras habia un brillo distinto...
Saludos gente!
Pd. Siempre nos visitan en Disco C. Desde ya, se agradece che!, pero hoy los voy a invitar a entrar a Marianart (es mi galeria virtual): http://marianart.blogspot.com

Luis dijo...

Ese día, me agarró en la calle y corrí a comprar facturas pra tomar un café caliente y ver desde casa nevar. Una abuela fallecida hace 16 años, me habló de esa nevada; la otra aún no tenía dos años cuando sucedió. Y mirá lo que son las cosas: al día siguiente de ésto, compré este mismo disco por San Telmo, que es del año 1971 y que el tema de Donald es el mismo que era cortina de la novela de Telefe "Amor mío" (2005): "Celosa, celosa, celosa". Chau.