lunes, 7 de mayo de 2007

Servime algo, Mirta, parece mentira verte como antes

Como no podía ser de otra manera Mirtha está de regreso, aquel tema de Adrián Abonizio que Baglietto inmortalizara en su primer disco podría ser tranquilamente la cortina de su programa.
A pesar de que cada año anuncia que será el último, Chiquita siempre vuelve a almorzar a algún canal. No se si para comer de arriba o porque odia lavar los platos, pero cada año la tenemos de nuevo. Esta es su temporada número 39 y aparentemente nuestra Highlander no va a darse por vencida así no más y batirá todos los récords.
Ahí la tendremos con sus preguntas aparentemente mordaces, juntando personajes de los más distintos méritos y linajes. Científicos, políticos, actores, vedetes, cantantes, personajes de realitys, periodistas, deportistas y todos cuantos anden dando vueltas por el candelero vernáculo estarán orgullosos de poder sentarse a la mesa de la Legrand.
Seguramente los CQC pasearán su seudo rebeldía por lo de su admirada abuela, Facundo Arana regará la comida con su habitual demagogia, los políticos aceptarán con forzada sonrisa las preguntas capciosas porque saben que, como alguien dijo una vez “Los votos se ganan de a uno pero se pierden de a miles” y hasta tal vez Nazarena Vélez intente una reconciliación con alguno de sus ex novios en cámara para recuperar minutos de cámara. Nada nuevo bajo el sol a esta altura y sin embargo la mayoría se dará una vueltita por la mesa de la diva para ver quién está hoy en el programa.
Seguramente habrá muchos reproches para hacerle a la señora, la crítica más corriente (la hizo TVR el último sábado) es la de emparentarla con la Dictadura Militar. Ciertamente no estarán tan errados y uno por respeto a aquellos que decidieron no ser cómplices aún a riesgo de su vida no puede menos que tener memoria de esos hechos. Lo que no se podrá negar a la viuda de Tynaire es que ha sabido entender los vaivenes de la televisión y que ha montado un show que después de casi 40 temporadas en el aire se convirtió en un clásico inamovible de la tele argentina, más allá de que por los 70’s Ana María Campoy vaticinara que “A la Legrand la va a matar la televisión color” .
El disquito de hoy tiene la cortina del Programa de 1976. Luis María Serra interpreta “Tema de Mirtha” y “Ojos transparentes” Dos temas que sin dudas no pasaron a la historia como el programa. Lo que es increíble es que hace 31 años, y a falta de Photoshop la Chiqui tenía más arrugas en la tapa que ahora. Bueno, muy rico todo. Hasta la próxima.

2 comentarios:

Marisa dijo...

No lo puedo creer ¿hasta el disco de chiquita tenes?....si, tiene razon Marta,sos un coleccionista de lujo .....Pero a parte tambien cholulo?..¡¡EXITOS!!

Marta dijo...

Cuando la Chiqui comenzó con su programa yo era maestra en Florencio Varela, en turno mañana,regresaba a La Plata cerca de las dos de la tarde, así que los únicos comentarios que tenía era los que me hacía mi mamá, que estaba encantada con tanto despliegue de mantelitos bordados y las "rosas rococó rosadas".
Es indudable que a Mirtha el viejo enemigo alemán le pasó cerca y dijo "VADE RETRO". Yo no sé cómo lo logra, pero habría que pedirle el secreto ...
Eso de poder decir lo que uno piensa, amparado en la edad que uno cuenta es envidiable. No sólo eso: ¡¡ es un logro !! Y poder recomenzar como ella después de los golpes bajos que tuvo, y mantenerse tan viva, ¡¡ es un milagro !! Soy cholula ... ¿algún problema, esteeeeeeeee? ...