martes, 15 de mayo de 2007

Qué suerte para la desgracia

Urgente, quiero ya un responsable de este sacrilegio.
Me regalaron el sábado esta tapa. Así como la ven rota y vacía. Es decir, el dueño no sólo cometió el pecado de perder tirar desechar dejar al sol o lo que sea el disco. ¡Rompió la tapa! ¿Con qué fin? ¿Cuál es la gracia, salame? A vos te pregunto. ¿En qué estabas pensando?
Es increíble esa tapa, la cara del Gran Pepe Biondi, la corbata dentro del pantalón, el pantalón sin cinturón. ¡Y este/a va y lo rompe!
Igual, si algún día puedo exponer mi colección ahí va a estar.
¡Pepe Biondi es uno de mis cómicos preferidos! Digamos que es junto al Negro Olmedo el que más me ha hecho reír. Lo veía de muy chico en la casa de mi abuelo y lo seguí viendo con el paso del tiempo cada vez que repitieron sus programas y las carcajadas siempre fueron las mismas.
Dice la historia que cuando era muy pequeño se unió a un circo y ahí empezó su exitosa carrera, dicen que fue malabarista, acróbata, trapecista y payaso. Dicen que hizo exitosísimas giras por Centroamérica y que es ídolo en Cuba. Que llegó a hacer 60 puntos de Rating en la televisión argentina. Que sus programas se hacían en vivo y que un día un grupo de famosos actores estadounidenses presenció una emisión y no podía creer lo que este hombre hacía en cámaras saliendo al aire sin la posibilidad de una edición previa. Lo cierto es que Pepe Biondi hizo reír a tres generaciones de argentinos por igual y hoy cada vez que podemos seguimos riéndonos con él. Hay una de sus frases que transformé en frase de cabecera “Yo nunca olvido una cara pero con la tuya voy a hacer una excepción” ¡Brillante!
Del que no me voy a olvidar es del que perdió el disco y rompió la tapa. Que no lo encuentro, mejor que no lo encuentre. Hasta la próxima.
Ah, me olvidaba, como pueden ver tengo contador de visitas, así que ahora los tendré más controlados. Por otro lado en breve voy a agregar una lista de páginas recomendadas que me gusta visitar y compartir cada tanto.

8 comentarios:

Marta dijo...

¡¡ Si encontrás al/la responsable de semejante delito, avisanos que vamos todos a fajarlo/la !! Porque eso que ha hecho sí que no tiene sentido. ¿Habría perdido el disco y usó el sobre para guardar otro, y por eso le recortó el centro? Inexplicable. Como te he dicho algunas veces, en la época que se editaban estos discos no se les daba importancia a los sobres ni a las fotos que en ellos había: era lo común y corriente y a nadie se le hubiera ocurrido que 30 años después se convertirían en pieza casi arqueológica ... ¡¡ Mirá si vos te hubieras imaginado que tus juguetes serían objetos de colección !! ¿Con qué te habrías entretenido?
Buscaremos el disco en cuestión ... habrá que empezar a revisar las pilas de discos simples que ni miramos porque no tienen su tapita ...

Marisa dijo...

Idolo total,pepe,¡¡EL MEJOR!!.¿quien no se reia con el(para mi el mejor humorista),¿que pasa con la television,que no los repiten mas?.
¡¡Ya va aparecer el simple!!
la verdad que la persona que hizo eso ¡¡por favor!!!para matarla/lo.
Mucha suerte.

Anónimo dijo...

Saludos Amigo:

Recien Descubro tu Blog y me alegra mucho que seamos varios que tratemos de conservar los vinilos aquellos que nos traen tantos recuerdos.

Un Saludo
Fredy

Del Rio Rec

El Metepúa dijo...

Hola Fredy, por lo general no contesto lso mensajes porque son de gente conocida en muchos casos y por otro lado no quiero condicionar a los que escriben porque -es así- siempre tengo al última palabra (jajajajaja) Pero en casos como el tuyo lo hago para agradecer qeu se hayan tomado el laburo de visitarnos y además dejar un comentario. Por favor si no es mucha molestia contame un pco más de dónde sos, qué discos coleccionás etc. Un abrazo y espero nos sigamos comunicando.

Juano dijo...

A ver si esto me pone el comentario!!! Te decía que te "olvidaste" de mencionar que el GENIO de Pepe Biondi, se fue de Cuba, lugar donde era un ícono nacional! Cuando triunfó la Revolución (que luego fue Socialista) del COMPAÑERO Fidel, el Che, Camilo y demás ejemplos! Me parece entenderte el motivo por el cual olvidaste ese detalle y bueh, te la dejo pasar... Hay algunas personas a las que no les exijimos nada, por el simple hecho de que nunca podremos terminar de agradecerles que hayan hecho por nosotros algo tan simple como darnos alegría!!! Hace tanta falta por estos lugares una alegría a veces!
Que no faltará algún enfermo que nos quiera recordar al Diego con la remera de Cavallo, a Carlitos Balá haciendo películas a favor de la Marina de Astiz, Massera y compañía... QUe se yo, algunas cosas son imperdonables (con la dictadura no se transa) pero otras son simples errores que todos cometemos. ¿quien no tiene un muertito en el ropero? Sin ir mas lejos vos te perdiste de conocer al GENIAL de verdad! Pelado Luca por cuidar al boludo de tu hermanito menor así que...! jajajaja!

Marta dijo...

¡¡ Jodidito este Juano que apareció !! Me da la impresión de que va "a meter púa" como vos !!!

Anónimo dijo...

BIONDI FUE LO MAS GRANDE QUE NOS PASÓ, LÁSTIMA QUE ENFERMÓ Y NO PUDO PROTAGONIZAR MAS PELÍCULAS, MUCHAS PELÍCULAS DE ÉXITO PROTAGONIZADAS POR OTROS GRANDES CÓMICOS DE LA ÉPOCA FUERON PENSADAS PARA BIONDI, QUE POR DISTINTOS MOTIVOS NO PUDO CONCRETAR. NO FUE BIEN APROVECHADO EN CINE.FUE ESTRELLA FULGURANTE EN CENTROAMÉRICA.ES POCO CONOCIDO QUE FUE SECUESTRADO EL DÍA DE SU CUMPLEAÑOS EN 1958 POR UN COMANDO CASTRISTA CDO SE DIRIGIA A LOS ESTUDIOS DE TV PARA HACER SU SHOW Y QUE CDO LO LIBERARON LE IMPARTIERON LA PREMISA DE QUE CUBA NO DEBÍA REIR EN ESOS TIEMPOS. DE ALGUNA MANERA ESTO SIRVIÓ PARA QUE MILLONES DE PERSONAS PUDIERAN CONOCER Y DISFRUTAR DE SU ARTE POR ESTOS PAGOS.gracias fidel.

Luis dijo...

Bien, lo tenés. Imagino que estarás buscando otras cosas que grabó en disco, como ser el simple Patapúfete / ¿Dónde me pongo? junto con el LP "Los chistes de Pepe Biondi pican y pican", donde participa su tocayo y también finado yerno, Pepe Díaz Lastra (todo ésto, más "Lo había visto a Gardel", lo tengo grabado y pasado a CD). Suerte en tu búsqueda, pues son discos muy buscados y caros también.