domingo, 13 de mayo de 2007

¿Qué hacés Negro?

¡Qué disco muñeco! Cuando ayer le mostré este disco a mi hermano me dijo que un disco de Chirolita no tenía gracia. Técnicamente es cierto. Cualquiera podría hacer una grabación con dos voces distintas y decir que es un ventrílocuo y su muñeco. Más allá de la humorada todavía no puedo creer que tenga este disco entre mis manos. El sábado no escribí por dos motivos. El primero es que se me quemó la placa de red de mi computadora y no puedo conectarme a Internet. El segundo es que estuve todo el día en Capital Federal recorriendo ferias y disquerías de vinilos usados. Traje la mochila llena de vinilos, entre canjes, compras y regalos y creo que esta semana se nos va a ir compartiendo estas joyitas. Son muchas y muy importantes.
Una de esas disquerías que visité y es una de mis preferidas es la de Defensa al 1200. Siempre bien atendida, siempre bien ordenada y siempre bien surtida. Desde hace años paso por ahí y nunca me voy con las manos vacías.
Bueno ahora si, qué se puede decir acerca de Mr. Chasman y Chirolita. No vi nunca un ventrílocuo ni siquiera parecido. Era sentarme y mirar asombrado cómo Chirola hablaba mientras Chasman fumaba un cigarrillo. Algunos dicen que el secreto estaba en la mirada del muñeco, además de la maestría de Mr. Chasman. Lo cierto es que uno lo miraba y se olvidaba que el más bajito de esos dos personajes no tenía vida propia.
Muchas veces me pregunté qué habrá sido de este muñeco cuando Chasman murió. ¿Lo sacarán cada tanto de su valija? ¿Le harán mover los ojos y la boca? ¿Alguien lo habrá hecho hablar aunque sea con voz cambiada o lo habrá sentado sobre sus rodillas? Realmente me cuesta resignarme a pensar que es un objeto inanimado, que no sufre, que no extraña a su amigo.
El disco editado por Microfon evidentemente es de la década del 60, la tapa es impagable y los temas son de Silvio Soldán y Mochin Marafioti. Alguno de los temas son Yo soy Chirolita; Chirolita Cumpleaños; Mi amigo Alberto Castillo; Chacarera de Chirolita y Chasman y Chirolita; entre otros. Por supuesto lo escuché de punta a punta y no pude menos que recordar aquellas tardes de sábado en que junto con mi viejo nos deleitábamos con los diálogos entre el muñeco y su mentor. Creo que eso es lo mejor que tiene esta colección: el recuerdo de buenos momentos y este disco me hizo revivir muchos. Hasta la próxima.

3 comentarios:

Marisa dijo...

INCREIBLE,este disco pooooor favor. Nunca mas un chasman y chirolita,hubo muchos imitadores. pero como ellos no...que habra sido de ese muñeco??quien lo tendra?.sabias que hay tres discos mas ,de ellos¿no??creo que un simple y dos vinilos...Mucha suerte.

El Metepúa dijo...

Ja ¿tres discos màs? Uno había visto hace mucho. Y bueno, por ahí tengo suerte y la misma persona que consiguió este los encuentra y me los canjea también. Gracias por el dato.

Marta dijo...

¡¡ Si nos habremos reído con las "ocurrencias de Chirolita" !! Ese dúo era tan bueno que resultaba difícil no creer que el muñeco tenía vida propia y lo gastaba a Chasman. ¿Dónde estará ahora? Creo que por mérito merecería tener su lugar en la Casa del Teatro, ¿no?
Tengo que escuchar ese disco para reirme de nuevo con ellos como antes.