miércoles, 30 de mayo de 2007

Hay que levantarle un manolito...

¿Qué hashé tri tri? Qué lindo Minguito. En algún lado escribí el otro día “Minguito en su papel de Juan Carlos Altavista” para describir una foto en la que aparecía “de civil”.
Es que Minguito Tinguitela no fue un personaje, Minguito Tinguitela fue una persona de por sí. Así como en otra entrada dije que me costaba imaginarme a Chirolita como un muñeco inanimado, me cuesta pensar que Mingo fuera sólo el funyi, la camisa afuera del pantalón, las pantuflas a cuadrillé y el escarbadientes bailoteando por la boca de Altavista.
Muy joven murió Minguito, tendría hoy 78 años. Siempre digo que no se es joven o viejo para morir cuando se vive con dignidad. Pero en este caso me refiero a todo lo que nos podría haber seguido divirtiendo.
Otra vez me da por pensar por qué motivo los grandes cómicos de la tele perdían gracia y frescura cuando llegaban al cine. Lo dijimos de Olmedo, de Porcel y ahora lo digo de él. Y sigo pensando que tiene que ver con querer atar su genio a un libreto. No tengo dudas en decir que el Mingo que más me hizo reír fue el de Polémica en El Bar, aquel que se trenzaba en interminables discusiones, el que tenía de cómplice al Gordo Porcel y de adversario a Javier Portales.
Era un personaje de barrio, humilde e ignorante en muchas cosas de la vida, con calle pero sin marginalidad. Dueño de un humor simple pero efectivo al que su época no le permitía desbordes ni chabacanerías pero que en tiempos tan opuestos como los que vivimos sigue siendo efectivo.
Por supuesto era Bostero y Peronista, amaba a la vieja y el Rioba más que el tango mismo y hacía de la amistad un culto innegociable.
Será por esto que permanece en la memoria de aquellos que lo vimos y disfrutamos y que cada vez que tenemos la oportunidad nos sentamos a verlo, para reír o para enternecernos, pero nunca para cuestionar el cariño que le tuvimos.
Minguito dejó un hueco en la tele que evidentemente no pudo ni podrá ser ocupado por otro. Hay una vieja discusión sobre quién ocupa los lugares que quedan vacíos cuando un cómico se va de gira ¿Quién ocupará el lugar de Pepe Biondi? ¿Quién reemplaza a Olmedo? Me parece bastante absurda pero creo entender a qué se refieren, seguramente no estén pensando en reemplazar a la persona sino el lugar de número 1 que estos ocupaban. Pues bien, en el caso de Minguito, por la naturaleza del personaje no creo que esto suceda nunca.
Hay varios discos de Tinguitela dando vueltas, el más común de ver es Un guionista de película con Riverito, por ahí tengo también un simple con tapas en blanco y negro en el que le canta a la vieja. Elegí este, para esta primera entrada de Mingo, porque no es el más fácil de encontrar. Es de 1980 y fue editado por Music Hall, en él recita monólogos de Juan Carlos Chiappe, y cuenta con la colaboración de Raquel Alvarez y Juan Carlos Casas mientras de fondo se escucha un tango de Grela y Leopoldo Federico. Sana picardía, recuerdos de la madre, el padre, la maestra, el barrio, la barra de las esquina.
Me despido por hoy, hace un ofri impresionante, voy a ver si me lastro una sopita de cabellos de ángel, me caliento el ladrillo y me voy a torrar temprano a la catrera para no enfermarme. ¡Uy Dió, me estoy poniendo jovato! Hasta la próxima.

2 comentarios:

Marta dijo...

Cuando Mingo se fue, lo lloramos todos. Con la muerte de Olmedo pasamos del estupor a negarnos a creerlo, pero la partida de Minguito fue dolorosa. Como a todos los grandes cómicos lo extrañamos porque, como bien decís, nadie pudo ni siquiera intentar imitarlos. Lo vemos por Volver y nos seguimos riendo. Y, cuando el programa termina, nos quedamos con una sonrisa triste. Esa sonrisa de la despedida que siempre se repite y que siempre duele.
Hermosos tus homenajes a esas glorias.

Marisa dijo...

Una vez, ya lo dije, Minguito y Biondi para mi, fueron y seran los mejores comicos.
Reitero.¿ que pasa con volver que no transmiten mas estos programas?¡¡quiero veeeeeeerlos!!Biondi,Minguito,Sandriiiiiiiini,
otro idolo.Cuantos recuerdos en este sitio,y que pasion pones en el relato de cada vinilo.
¡¡Que discos teneeeees,, por favor!! Que envidiaaaa ,pero esta si es de la buena.