lunes, 16 de abril de 2007

A pedido del público

Acá está uno de los dos discos de Isidoro Cañones, el Playboy argentino. Editado en 1973 con una extensa carta de Isidoro al público de la que reproduzco algunos fragmentos:
"Hace mucho tiempo que las compañías grabadoras están detrás mío para que les seleccionara una cantidad de temas de onda pues sabían que al ser recomendados por el Play Boy mayor de Buenos Aires, todo el mundo correría a la disquería más próxima para llevarse el redondo a sus casas. Los que tuvieron más suerte fueron los muchachos de Odeón y ahí mismo, entre copa y copa, les canté la justa eligiéndoles lo más piola que se puede escuchar en el momento.
Vayan tomando nota de lo que contiene este Long Play y los motivos de sus inclusiones:Estando en Nueva York recorrí los mejores boliches dando cátedra de plaiboismo y en seis semanas de estadía coloqué al top del ranking “Mátame suavemente con una canción” por Lori Lieberman. Tratándose de clásicos yo soy un experto en San Isidro y Palermo, pero musicalmente hablando el experto es Beethoven, que si viviera estaría chocho con esta versión que se mandó The Electric Light Orchestra del tema “Roll sobre Beethoven…”
Así siguen las recomendaciones y explicaciones de la elección de cada canción de este disco, que además de las nombradas trae los siguientes temas (anotá Leo) Mama Loo de Les Humphires Singers; No me Marcharé, de Rabito; Eres una dama por Robert Kennet; Malcolm Roberts haciendo Canción Feliz y cerrando el lado A Hooky Jo interpretada por Rick Springfield.
El lado B abre con Hurricane Smith haciendo Quien fue; después Miss Ruth Ann de la gran ciudad de Gallery; A la vera del camino por Ornella Vanoni; Ian Simmons hace Yendo a California y por último A las doce brujas otro más de Les Humphries Singers.
En el 74 salió el segundo LP compilado por Isidoro Cañones pero de este disco nos vamos a encargar mañana porque como dice Isidoro en el final de su carta: “Ya me cansé de escribir, che… me esperan mis obligaciones y lo único que te puedo decir es que en la discoteca de una chica o de un chico de hoy no puede faltar este L.P., justamente titulado “La discoteca de Isidoro” Y en mi discoteca por supuesto no falta. Hasta la próxima.

4 comentarios:

Marta dijo...

¡¡ Qué desazón !! Seguro que tus padres soñaban, cuando eras chiquito, con que serías "DOTOR", y resultaste siendo un play boy. Drinks, cachorras, excesos ... El mundo heavy ... ¿Y dónde terminó todo?¿En Morocco?

Leo dijo...

Decia en mi primer comentario:(que no se porque no salio puiblicado)
Gracias por hacerme cumplir el sueño de ser parte de ese publico que pide algo. Yo nunca pedi nada.....
Decia ademas, agradece que nunca vi estos discos en ningun lado, porque me los hubiera comprado. Soy muy fana de Isidoro. Igual me pone contento saber que estan en buenas manos.
Gracias/Leo

El Metepúa dijo...

En realidad la desazón es doble, Marta, mis viejos hubieran querido que fuera "Dotor", pero mi viejo en particular que además fuera Pla Boy, y sin embargo acá estoy: ¡Ninguna de las dos cosas! Y bueno, quedé en deuda con ellos que me dieron todo. Y ya estoy grande...
Con el que no quedè en deuda es con Leo. Todo llega ¿viste? yo también soy de los que nunca piden ni ganan nada en los concursos pero algún día todo llega. Y los discos también, cuando los encuentre te aviso, ponés el disco en el Winco y las tapas de poster en tu habitación. Si alguno quiere algùn disco en particular que pida, che, si yo no lo tengo repetido por ahí lo consigo y si no alguien por ahí lo vió y les tira el dato. Saludos a todos y gracias por los mensajes.

Marisa dijo...

¡¡Que vinilo!!.... sin palabras,, como siempre,nos quedamos con el ojo cuadrado..saludos