martes, 3 de abril de 2007

La historia de Pedro y el Lobo

Tres veces fui a Capital hasta que pude traerme este disco. Durante meses me esperó en una disquería de San Telmo. La primera vez yo había ido a una de las Fiestas Retro de Rodo y su Retroscopio, no recuerdo bien a cuál, pero no tenía toda la plata para traerlo. Masticando bronca porque no era tanta guita pero yo había gastado en otras cosas me volví a La Plata.
La segunda vez fui directamente a buscarlo, “Si, me acuerdo” - me dijo el vendedor de siempre- “estaba por acá”. Revolvió y revolvió pero los discos no aparecieron por ninguna parte. Casi lo di por perdido y otra vez me volví con bronca. La tercera fue la vencida, casi sin expectativas, porque habían pasado muchos meses pregunté por los discos y ahí estaban. Me quisieron cobrar el doble que la primera vez, pero cuando le dije que me habían dicho otro precio inmediatamente lo volvieron al valor original. Un caballero el vendedor de Defensa al 1200.
Volví ansioso, con la pesada carpeta conteniendo los tres discos. ¡UPS! Son discos de pasta, y por lo tanto de 78 RPM. Mi excelente bandeja Technics en ese momento no me servía para nada ¡Dónde está mi viejo Winco!
Pasaron los años y todavía no pude escuchar los discos. Me quedé con las ganas.
Los discos son la historia de Pedro y el Lobo. El cuento musical de Sergio Prokofieff, interpretado por la Orquesta Sinfónica Victor de Buenos Aires, dirigida por George Andreani y relatado por… cha chan cha chan: ¡Narcizo Ibáñez Menta!
Seguramente debe ser apasionante el cuento en la voz inconfundible del Pulpo Negro, seguramente debe ser excelente la interpretación de la Orquesta Sinfónica. Seguramente algún día voy a poder escucharla. Según lo que dice en el interior del “libro” La narración del cuento infantil “Pedro y el Lobo” le permite desplegar a sus anchas su inigualable capacidad para la caracterización vocal, amén de las restantes dotes que adornan su talento, el cual, bien podría ser calificado a la vez como excepcional y como universal.
Narcizo Ibáñez Menta está pegado a nuestra infancia como icono de las historias de terror. Su voz y su risa, causaron escalofrío en varias generaciones de argentinos.
Algún día voy a poder escuchar este disco, así como seguramente algún día Pedro volverá al Lobo y tendrá un final más feliz. Será la tercera vez y tal vez sea la vencida. Hasta la vuelta Pedro. Hasta la próxima.

6 comentarios:

Marta dijo...

¡¡ Lo que tenemos que hacer es encontrar a alguien que arregle MIS viejos Winco !!! He buscado en La Plata, y nadie pudo o quiso hacerlo. A lo mejor, mediante tu blog, aparece algún solidario que nos dé el dato preciso. En casa hay tres Winco, y ninguno gira ... ¡¡ se han mareado !! Tres modelos diferentes, la misma marca pero no hay caso ...
También yo podría escuchar mis antiguos discos de pasta. Es una lástima que se hayan perdido en los vericuetos del tiempo transcurrido los que tuve en mi niñez: Hansel y Gretel, Pulgarcito y Blancanieves. Recuerdo que los escuchaba y me moría de miedo, porque las voces de ogros y brujas eran espeluznantes.
¡¡ A ver, lectores de Metepúa: ¿Dónde hay un arreglador de WINCOS? !!!!

Leo dijo...

Señoras y Señores!!!! Llego la solucion a vuestros problemas! La primera solucion podria ser que se vengan a mi casa a escucharlo en mi maravilloso combinado Winco (con Radio) (pueden verlo aqui: http://www.deremate.com.ar/accdb/viewitem.asp?IDI=13010834 )
Pero quizas la mejor solucion sea llevar vuestros tres equipos a la Casa del Winco en Castro Barros al 100 (entre H.Yrigoyen y Avda Belgrano) ahi atiende gente que ha laburado en Winco asi que sabe de que habla.
Es alucinante el disco que tenes! sobre todo por la portada, me gustaria mucho poder escucharlo a mi tambien. Cualquier cosa a tus ordenes
Sds/Leo
cyclopedg@yahoo.com

Leo dijo...

agrego, ademas: Si no me equivoco es un disco poco comun para ser de 78 rpm porque es de 12' (30cm) cuando lo normal es que sean de 10' (25cm)
Definitivamente, tenes una joyita en tu coleccion.
sds/Leo

Marta dijo...

¡¡¡ GRACIAS, LEO, POR LOS DATOS !!! Mientras veo cómo trasladar los Winco hasta capital,(uno de ellos es también un combinado de pie, armatoste él, que mis padres compraron por los años 50) voy a ir preparando una pasta frola para llevar a tu casa, cuando vayamos a escuchar los discos y a tomar unos mates ...
Un abrazo.

Marisa dijo...

Al sr Leo muchas gracias por el dato... ya tome nota ya que hace 13 meses que tengo mi winco en reparacion,dando mil vueltas..no encuentran la pieza justa.ya me compre una bandeja pero quiero mi WINCO...

El Metepúa dijo...

Hay, che, no me dejen afuera!!! yo los ayudo a llevar los tocadiscos pero pàsenme un mate y una porciòn de Pasta Frola.