sábado, 14 de abril de 2007

El 5 de la selección

¡Qué arquero el Pato Fillol! ¡A dónde hubiese llegado si no, en el fútbol, un tipo que se llama Ubaldo Matildo! Un grande en serio. A veces me pregunto que hubiera sido de estos jugadores (el Pato Fillol, el Loco Gatti, el Beto Alonso, el Bocha Bochini, el Negro JJ López, Beltran, el maestro cordobés, el Loco Housseman, por ejemplo) si el negocio del fútbol hubiese sido tan grande en los 70’s como ahora. ¿Tendrían incalculables millones de dólares o se hubieran malogrado sacrificando su magia por la táctica impuesta por aquellos que no entendieron que el fútbol es un hermoso juego y lo transformaron en un trabajo?
La verdad entre los arqueros yo era hincha del Loco Hugo Orlando Gatti. En esa época uno elegía por un jugador o por otro. ¡No por un técnico! En fin.
Como les decía yo era fana del Loco. Gatti fue un grande con mayúsculas. Pero a partir del Mundial 78 la figura del Pato se agigantó y consiguió el lugar que realmente merecía. Recuerdo la duda enorme provocada por ver a un arquero con el 5 en la espalda. Imborrable con su camiseta verde y su polera negra atajándole el penal a los polacos cuando creímos que ese Mundial era “La fiesta de todos” El Pato también fue un grande, tanto que si preguntamos a una mujer nada futbolera por él sabrá perfectamente quién es. Prueben preguntando por Carnevali, por ejemplo, Cejas o Gay.También es imborrable, para los que éramos chicos en esa época, la camiseta Olimpia que tiene puesta en la foto que ilustra la tapa de este disco. Fue tan famosa que empezó a venderse en todos los talles. Mis viejos no pudieron comprármela. Me acuerdo que fui con mi hermano a una casa de deportes de Calle 12, acá en La Plata. Yo me traje una amarilla y mi hermano una celeste, de piqué, con las hombreras y coderas que usaban los arqueros en esa época. Ahí también tenían la Olimpia verde con la firma del Pato. ¡Qué bronca no poder tenerla! De verdad era muy cara. Y nosotros éramos dos.
Este disco fue editado en 1980 por el sello MH, en plena efervescencia del Pato. Comienza con una presentación a cargo de Osvaldo Ardissone y continúa con la palabra del mismísimo Pato, relatando sus comienzos y momentos de su vida deportiva y siguiendo con mensajes y consejos a sus amigos los niños. Y para finalizar el tema Gracias Fillol, interpretado por el coro “Los Patitos” (¿Y cómo querían que le pongan al coro “los gorditos del arco?) En fin probablemente este disco de más de media hora haya sido un excelente negocio para algún productor. Lo que es seguro es que el Pato no habrá embolsado ni la décima parte de lo que hoy se lleva un futbolista por tomar una gaseosa cola mirando la cámara. Y así está el fútbol.
Casi me olvido, el Loco Gatti también editó un disco y lo estoy buscando. Si alguno puede decirme dónde lo consigo espero ansioso, pero no olviden que soy muy pichulero. Hasta la próxima.

3 comentarios:

Marisa dijo...

Hola ..creo ver visto ,un disco de el loco gatty...despues te paso el dato... saludos

Marta dijo...

Qué pedazo de loco el Loco Gatti ... La abuela Porota (Pincharrata fanática) lo odiaba. Los triperos lo amaban, y se armaba cada rosca en la casa de los abuelos, con la adorada Gorda (que sabía mucho de fútbol) diciendo que "Gatti en el arco bailaba y cazaba mariposas" y los machistas de Gimnasia que la rodeaban denostando sus palabras ...
El disco del Loco ya va aparecer, como apareció éste y tantos otros que te han hecho comer los codos. Ojalá que Marisa lo encuentre.

Cristian dijo...

Sin palabras,espectacular