miércoles, 14 de marzo de 2007

Qué sonidos son los que oigo yo

"Una de las mejores series de dibujos animados del recuerdo. Basada en la novela de Johanna Spyri "Heidi la niña de los Alpes", narra la historia de una pequeña niña huérfana que se va a vivir a los Alpes con su Abuelo. En las montañas, junto al Abuelo, Pedro, Niebla y Copo de nieve vive todo tipo de aventuras, hasta que su tía le consigue una casa en la ciudad, para que haga compañía a Clara, una niña discapacitada que vivía anclada a una silla de ruedas"
Guauuu!!! Visto así uno no entiende muy bien el éxito y la vigencia de esta serie de dibujos que recorrió el mundo y fue furor en nuestro país. Es algo así como decir que el Principito era un nene que venía de otro planeta y se encontró en el desierto con un aviador perdido a quién volvió loco pidiéndole dibujos, y después, cuando el aviador arregló su avión y estaba por volverse a casa se murió mordido por una serpiente.
Pero, mis amigos, nosotros tuvimos la suerte de ver Heidi allá por los 70´s y poder disfrutar sin dudas de una de las mayores joyas del animé de aquellos años. Y los que no hayan leído el Principito todavía están a tiempo.
Desde siempre me gustaron los dibujos animados japoneses. No se si la calidad de sus dibujos, los colores, lo atrapante de sus historias, la composición de sus personajes o tal vez todo junto. Meteoro, Astroboy, más acá Mazinger en el recuerdo y la posibilidad de ver hoy con mi hijo “El viaje de Chihiro” o “El increíble castillo vagabundo” hace que sean de mis preferidos.
En el caso de Heidi es imposible no quedar atrapado con las peripecias de esta niñita, que tiene todos los condimentos de una gran historia infantil. Tristeza, alegrías, humor, compañerismo, nobleza, ilusión, simpleza, generosidad y todas las cualidades que tiene la niñez, o que debería tener.
Heidi fue otra de las que gozó de un importante merchandising en nuestra infancia, ella también tuvo un hermoso álbum de figuritas con dibujos de la serie, muñecos, como por ejemplo los de Rayito de Sol, la colección completa de 15 muñequitos del chocolatín Jack en el 79, artículos de cotillón y librería, ropa y mucho más.
Las tapas que subo hoy son de dos discos simples (ya les hablé de mi debilidad por los simples con tapita) aunque también tengo un par de Long play con la banda de sonido de la serie. El primer corte tenía los dos temas más conocidos, “Dime abuelito” y “Oye” y era de 1977. El otro de 1978 contiene los temas “Copo de nieve y yo” y “En la tarde”
Sin dudas una parte importante de nuestra infancia y dos temas que forman parte de la banda de sonido de nuestra infancia y que aun hoy podríamos cantar de memoria en cualquier Karaoke del recuerdo. Hasta la próxima.



Mira el sol
Como sale
Por detrás de las montañas
La cabaña ya se abrió
Qué bien
Junto a las cabritas correré…

2 comentarios:

Marta dijo...

¿Quién no se encariñó con la niña de Los Alpes? ¿Quién no sintió temor al ver o leer por primera vez su historia pensando en cómo la trataría su abuelo, con ese aspecto hosco y taciturno que tenía? Todos disfrutamos de cada una de sus vivencias, con su amigo Pedro, con sus ovejas, su perro, en esos paisajes soñados.Heidi acompañó mi infancia, y la de muchas generaciones anteriores a la mía. Cuando se comenzó a dar la serie de dibujos animados en Argentina también yo miraba los episodios con mis hijos.
Abuelito, dime tú: ¿no lloraste también cuando tuvo que alejarse de su abuelo, y deseaste proteger a Clara?. Hermosa la nota de hoy.

Marisa dijo...

¡¡¡ESPECTACULAR LA NOTA DE HOY!!!!yo tadavia sigo mirando heidi.¡me encanta!
Con respecto al principito,jamas lo habia tocado,y eso que estaba en mi biblioteca hace años, pero un amigo me recomendo que lo leyera, y la verdad,quede fascinada... ahora es otro de mis favoritos...saludos