jueves, 22 de marzo de 2007

Qué gusto tiene la sal?

Este sitio tiene un amigo fabulósico en Cañada de Gómez, en la provincia de Santa Fé. Su nombre es Rubén y es integrante de un grupo tan fabulósico como él, junto con Luchi. El tema es que este amigo es un fanático inigualable del gran Carlitos Balá. Si en todo este tiempo no publiqué nada sobre Carlitos no fue porque no tenga una profunda admiración por su obra o porque no tenga material para comentar, sino porque nuestro amigo Rubén me prometió una nota escrita por él que seguramente prestigiará el blog. Y como yo lo considero una persona de palabra y le creo, lo seguiremos esperando. Pero eso no quiere decir que no podamos poner nada de Balá. Así que hoy, jueves, día de reportajes, reproducimos algunos fragmentos de una nota aparecida en la Radiolandia del 21 de enero de 1977, por supuesto, desde Mar del Plata. Y como el movimiento se demuestra andando pues… andemos.



CARLOS BALÁ: “Sólo pienso en divertir a los chicos”
Todos los años Carlos Balá tiene la misma carpa en la playa Las Toscas”, frente al edificio de varios pisos cuya publicidad luminosa allá en lo alto, lo identifica con una conocida marca de alfajores. Es que en el piso octavo Balá tiene su departamento, que ocupa invariablemente, todos los años con su familia, trabaje o no durante la temporada.
La familia de Carlos Balá integrada por su esposa y su hija, se verá aumentada en junio próximo con la llegada de otro descendiente que en estos momentos es tema de prolongadas conversaciones familiares. Si es nena, se llamará Florencia o Carolina, en cambio si fuese varón, Martín.
A Balá es fácil ubicarlo. Es e único de la segunda fila de carpas que casi siempre está con un block de hojas en la mano, escribiendo.
(…)
Los chicos pueden admirar ahora a su ídolo predilecto e el marplatense Teatro Colón todas las tardes. Balá preparó un show similar al que veíamos en la carpa inflable, pero, claro está, con nuevos números y nuevos cuadros cómicos a cargo de él mismo.
Decíamos que casi siempre se lo ve, cuando está en su carpa, con un block de hojas y escribiendo. ¿Qué hace Balá? ¡Anotar sus ocurrencias!
-Yo tengo un archivo minucioso de todas las cosas que veo interesantes, de algunas ideas cómicas, gags, situaciones que alguna vez uso en la TV o en el cine, etc.- revela Balá.
-Carlos, ¿no es un poco exagerado esto de trabajar también en la playa?
-Aquí en la playa recojo muchas observaciones interesantes, porque es difícil encontrar en otra parte un conglomerado humano tan rico. Fijate vos que el dicho “¿Qué gusto tiene la sal?” lo logré precisamente hace cuatro años aquí, en esta playa, cuando mirando el mar me pregunté en voz alta, con miras a ver si sacaba alguna frase cómica “¿Qué gusto tiene la sal?” y un chico que estaba en la carpa de al lado me respondió “Y qué gusto va a tener, Balá, salada”.. De inmediato lo incorporé a mi repertorio y ya ven…
-Entonces recuerda el oportuno nacimiento de otros dichos humorísticos que jalonan su historial artístico:
-El más antiguo es “Ea pepé”, que o tomé de un sordomudo que vendía diarios frente al Hotel Savoy de Rosario, donde allá por 1955 parábamos con Locatti y Marchesini cuando formábamos el trío.
-Luego recuerda las fuentes de inspiración de dichos como “Vos regalado sos caro” “Más rápido que un bombero” Sencillito, señor, sencillito”.
-Todos los recogí de la calle, oyendo a diarieros, taxistas, pibes lustrabotas. Algunos me dan la idea, idea que recojo en el aire la anoto y después en casa a redondeo. Mi humor es el humor de la gente sencilla de la calle.
Carlos Balá, una vez que finalice su ciclo en el Colón marplatense, se abocará de lleno a la película, la segunda, que filmará Palito Ortega. Sobre este nuevo filme nos comenta que está reuniendo muchos gags que oportunamente analizará con Palito y el autor del guión.
Palito será un detective y yo su ayudante. Ya se imaginan los líos que se arman. También actuará Juan Carlos Altavista en u papel de un simpático y divertido ladrón.
Pero Balá alimenta un sueño: el de la película propia.
Algún día la voy a hacer. Ese día voy a invertir todo lo que gané en mis vente años de profesión. ¡Me voy a dar el gran gusto!
Lo dejamos con su block, sus ideas, su aguda capacidad de observación y su familia. Carlos Balá también volverá a la televisión en mayo próximo, por Canal 13.
-Vamos a hacerle muchos cambios, para hacer un programa donde cada segundo sea una carcajada. Vivo pensando en divertir a los chicos y me gusta perfeccionar constantemente mi trabajo.
Los chicos… y los grandes, ¡Agradecidos!.
Bueno, hasta aquí la nota de Radiolandia de hace más de 30 años, para matizar la nota prometida que seguro saldrá Un kilo y dos pancitos. Hasta la próxima Ea ea pepé

2 comentarios:

Marta dijo...

Pa papapapa ... ¡¡Balá !!
Vamos a seguir esperando, entonces, las colaboraciones de Ruben y su troupe. Pero que la espera no se dilate más, para que no tengamos que preguntar ¿Mamá, cuándo nos vamos?????

Luis dijo...

Hola. ¿No tenés "Circus show"? Sello Odeon pops (sí, el mismo de Los Beatles, 1971). Te lo pregunto pues lo tuve de chico, lo perdí, lo volví a tener y me quedé soprendido: un álbum infantil conceptual, cuando creía que eso solo pasaba con los discos de rock. También me quedé sorprendido por los arreglos orquestales, cosa imposible hoy en día, donde la música infantil por poco es lo más parecdio a tecno pop que hay, todo queriéndolo reemplazr por los sintetizadores, que para mí nunca van a reemplazar a los instrumentos de cuerdas y de viento. Hasta la próxima.