viernes, 2 de marzo de 2007

Gachi, de Petete a La Martina


"La Martina no sigue estrictamente la moda, pues la propuesta es clásica, sin dejar de ser canchera. Como siempre, presentamos el estilo anglo-argentino, pero cada vez más refinado" La que habla no es otra que Gachi Ferrari, aquella modelo de los años 70´s que se convirtió en uno de los íconos infantiles de nuestra generación y que hoy es dueña, junto a su esposo de esta marca de ropa concheta para imitadores de polistas.
Pongo esta frase porque buscando: “Gachi Ferrari” en Google es la única información que aparece sobre ella, y no sólo eso, en la parte de imágenes del mismo buscador ¡No hay ni una foto!
Páginas y páginas de blogs (ahora habrá uno más) la nombran, la recuerdan y dan información falsa o verdadera, pero ninguna página en Internet en todo el mundo hace una biografía de quién trabajara en programas tan grosos como el Club de Anteojito o mi cuñado, quien condujera junto a Berugo y la Mona Margarita “Este es mi mundo” y acompañara a Petete en sus micro televisivos o condujera en el 79 Supershow infantil en donde conoceríamos al Chapulín Colorado.Resulta que ahora parece que lo más importante que hizo Gachi fue crear una línea de ropa cara. Por favor señores, un poco de tino.
El disco de hoy entonces está dedicado a Gachi, es el cuarto disco de Telejuegos, y fue grabado en 1986. En la tapa aparece dibujada junto a Willy Baterola (genio él y Marcelo de los Ríos, su creador) el Robot Tuerquita versión autóctona de R2D2 o Arturito después del éxito de Star Wars y Pancho Cabeza. Los temas son de Nestor D’alesandro, creador del ciclo, que fuera quien hiciera las voces de los personajes más recordados de Hijitus y Anteojito y hasta personificara algunos de ellos. Pero este será tema para otra entrada. Por lo pronto me quedo con este escueto recuerdo de Gachi Ferrari, a la espera de que alguien haga justicia y la recuerde con mayor información y me voy a dormir pensando en lo que estarán haciendo mucho de aquellos que alguna vez nos arrancaron una sonrisa. Hasta la próxima.

3 comentarios:

Marta dijo...

Si mal no recuerdo, Gachi Ferrari no solamente les arrancaba sonrisas a los chicos de tu generación: creo que también inspiró los primeros suspiros románticos, como lograron hacerlo algunas maestras de la primaria (por lo menos en muchos casos, aunque no sé si en el tuyo precisamente). En cuanto a Willy Baterola, tuve la agradable sorpresa de conocerlo hace unos años, inesperadamente, en la feria de Costanera Sur, y no porque estuviese actuando: tenía un puesto de juguetes antiguos en ese sitio, y quienes daban a conocer su identidad eran sus propios colegas vecinos, que lo presentaban con mucho orgullo, casi como si fuera el estandarte del lugar. Un muchacho muy simpático, muy accesible, que comentaba con pena que debía desprenderse de sus muchos recuerdos para ganar algún peso extra. Increíble, pero real.
He regresado algunas veces a esa feria, pero nunca más, después de aquél día, lo pude localizar.
Ojalá que ya no esté dedicado a esa actividad, sino a lo que por mérito le corresponde, por el reconocimiento de todas sus aptitudes.

Anónimo dijo...

puse "gachi ferrari" en el google y econtre está página: http://www.soloquinceminutos.blogspot.com/
en la que hay mucha info sobre ella y telejuegos

Gustavo dijo...

Jorge: muy lindo trabajo! Veo que has recopilado mucha información y muy buena, por cierto.
Saludos desde Necochea.