jueves, 15 de marzo de 2007

Estrellita mía

Nació el 8 octubre de 1965 (anoten el dato antes que sea un secreto como la edad de la Legrand) y empezó a actuar a los 4 años. No vamos a ponernos a enumerar la cantidad de cosas que Andrea del Boca hizo tanto para televisión como para cine. Sobre todo fueron telenovelas en las que hacía primero de niña sufrida o “pizpireta” luego como adolescente bondadosa y ya de grande como “mujer fatal”.
La película que más recuerdo de ella es sin dudas “Había una vez un circo” no precisamente por su actuación sino por la participación de “Los Payasos de la tele”.
En cuanto a los discos hay varios editados, muchos de ellos relacionados a la navidad o el día de la madre, también las bandas de sonido de alguna de sus telenovelas, pero además tiene editados discos como cantante que editó allá por fines de los 80 y principios de los 90.
Andrea del Boca puede haber sido amada u odiada, nos puede haber resultado simpática o indiferente, pero sin dudas es un arquetipo de los niños actores en los que muchos padres quieren convertir a sus hijos y, por una cuestión generacional, acompañó con mayor o menor trascendencia nuestra niñez y adolescencia.
Hoy que es jueves toca reportaje. Y el que voy a reproducir es de la Revista Radiolandia del 1ero de noviembre de 1974, en el que es entrevistada junto a su padre, contando parte de sus proyectos. En esta época se encontraba protagonizando “Pinina quiere a papá” y regresaba de una gira por Colombia y Panamá.
ANDREA DEL BOCA EN UN MUNDO DE MAGIA
Comenzaba la nota hablando su papá, Nicolás del Boca.
- Vamos a Chile, para hacer una pequeña gira a todo lo largo del país: desde el 26 de octubre al 4 de noviembre. Después volvemos a Buenos Aires, porque Andrea tiene que terminar el programa de televisión, y ya para preparar un viaje mucho más largo que haremos en febrero...- -Hagamos un paréntesis aquí: ¿Cuándo termina el ciclo de “Pinina”?
- Aquí, en Buenos Aires a fin de año; al mismo tiempo va a finalizar en Perú, porque los videos son casi simultáneos. Ahora, en el resto de América hay “Pinina” para rato, porque en algunos países la historia recién va por la mitad y en otros apenas se emitieron los primeros capítulos...
-¿Y cuál es el futuro de Andrea en nuestra televisión?
-Todavía no está definido, y tampoco existe apuro nuestro por saberlo. Puede ser otra historia, acaso programas unitarios, ya veremos...
-¿Y en el cine?
-Es casi seguro que otra película, con la producción de Emilo Spitz, pero ahora con la dirección de Mario Sábato... La idea es superar en calidad a “Papá Corazón se quiere casar”
(...)
Terminaron las fotos, Andrea, con esa dulce sonrisa de siempre, nos convida unos caramelos. Y hablamos del colegio.
-Claro que me gusta, si cuando no tengo clases extraño a mis compañeras... Lo único que no me gusta es levantarme temprano para ir al colegio; me gusta dormir...
La nota está por finalizar, y papá Nicolás nos deja una primicia, una sensacional primicia:
-Tenemos una oferta de Walt Disney Producciones; quieren hacer cinco filmes con Andrea. El problema es que tendríamos que radicarnos en Los Ángeles. Y eso para la cuestión. Aunque por ahí arreglamos para una o a lo sumo dos películas...
Si, estamos en los momentos previos; esto es la consagración mundial de nuestra pequeña y querida Andrea.
Finalmente pasaron unos años y la primicia se hizo realidad. En mayo de 2001 llega finalmente la consagración cinematográfica internacional para nuestra Pinina, aunque no de la mano de Disney, sino de DreamWorks. Asume el rol protagónico de Fiona en Shrek I y logra un éxito rotundo que se repite en la número II y que seguramente la acompañará también en la tercera parte que se estrena este año. ¿Llegaremos a las cinco películas prometidas? Hasta la próxima.

2 comentarios:

Marta dijo...

¡¡¡ Cuánta maldad en la irónica reflexión final, Metepúa!! Aunque, pensándolo bien, Fiona seguramente debe ser mucho más feliz desde su mágica transformación, que lo que lo habrá sido Andrea en sus diferentes etapas vividas ... Una típica mujer por la que se siente pena.

Leo dijo...

JUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!
Increible! Es cierto!!!! El dibujante de Fiona miraba "El sodero de mi vida"!!!!
Yo me acuerdo de la pelicula esa en que Andreita iba al circo, se comia unos caramelos de propoleo adulterado y volvia a la casa con el Papa (Jorge "bufarreta" Barreiro) con una fiebre que volaba y en eso veia a los payasos que la saludaban del otro lado del vidrio. y ahi se manda y se estrola contra la puerta. Bueno, esa escena espectral, significo en mi que los payasos me asustaran de por vida, y que odie todas las peliculas de los Carreras!!! Hacia falta sufrir tanto? No tenia madre, la criaba la Ama de llaves... por Dios! No le salia una derecha!
Despues me acuerdo de novela esa que se enteraba que era adoptada y un dia decidia salir casa por casa a buscar a su mama! Y era aca en Buenos Aires! por fvr! por donde empezas: por Barracas? por Palermo? o mejor por el complejo Lugano I y II???? Que manera de subestimar al publico! Porque si me dijeras que es en Trenque Lauquen (y fuera de temporada!!!) vaya y pase!
Y encima la loca con 18 años se casa con Silvestre!!! Loca! Atorranta! le dijeron de todo pobre! (Que sera de la vida de Silvestre.... se lo habra comido a Tweety ya?)
Que catarata de recuerdos!
Leo