lunes, 19 de marzo de 2007

Entonces llegó el hada protectora...

Cuentan las malas lenguas que siendo yo muy chico, bajé aterrorizado de la terraza de mi departamento porque en el bañito había descubierto un cruel espantapájaros bandido. Dicen también fuentes fidedignas que mi mamá subió corriendo las escaleras y encontró, moviéndose como podía a una paloma con el cuello quebrado. Yo puedo decir que durante mucho tiempo cada vez veía una bandada de palomas creía que ahí estaría esa paloma, que seguramente tuvo un final menos feliz que el que me contaron.
Si me animo a relatar esta anécdota que no me deja muy bien parado, es precisamente porque la acompaño de esta tapa, en la que Luis Aguilé se rió del que dirán y puso una foto suya a los 22 meses que tampoco lo deja muy bien parado. Aunque la verdad si se animó a sacar discos…
Precisamente la imagen del espantapájaros bandido había salido de la canción de Pinocho, que abre este disco de Luis Aguile “Para mis amigos los niños” grabado en 1974 y era uno de mis preferidos cuando era chico. Aguilés, como diría Capusotto en Soy tu aventura, se valió de varios éxitos de María Elena Walsh (más de la mitad de los temas) para grabar este disco sin grandes hallazgos, ya que la verdad los arreglos no son para nada novedosos ni la voz del pobre Luis ni los dos temas de su autoría agregan nada a este disco de clásicos: “un patitu muy chiquititu está, procurando esquivar la cacerola de un hombre muy comilón. Animalitu desventuradu que tu destinu es morir asadu…”Pero bueno, quien quiera escuchar nuevamente la canción de Pinocho o “tengo una muñeca vestida de azul…” los puede encontrar en este disco de tufillo bizarro. Y siempre es mejor que escuchar a Aguilé que por cierto, es un personaje bastante reaccionario. Hasta la próxima.

2 comentarios:

Marta dijo...

¡¡ Craso error !! La paloma de tu anécdota no tenía el cuello quebrado sino un ala rota. Se arrastraba por el piso de la terraza con el ala abierta y sangrando ...¡¡Vaya a saber qué idea te habías hecho de lo que era un cruel espantájaros bandido, relacionándolo, seguramente, con un ave monstruosa!! La cuestión es que a esa paloma la bautizaste "RACA" (tampoco supimos nunca por qué le elegiste tan extraño nombre ... Papá decía que era por "urraca"), le curamos juntos el ala durante varios días, no le quedó cero km, pero no la tenía lastimada, y un buen día desapareció. No creo que se haya volado ... A lo mejor la fueron a buscar sus amigas palomas y se la llevaron con el pico ... Aunque recuerdo que en la zona había muchos gatitos rondando.
Insoportable Luis Aguilé, desde sus inicios. Hasta estéticamente impresentable, con esa cara tan ... no puedo describirla,y con ese cuerpo rectangular y el talle y el cuello tan cortos.
Pero perdura ... y cuando se viene desde España presenta esos espectáculos españoles que son hermosos. Algo tendrá El tío Calambres...

Luis dijo...

¿No viste tanto "La chacota" (1963) como "Soy tu aventura" (2003)? Tengo que mencionar lo que comentaban tanto Tino, Gargamuza y Honorio en "Televisión registrada"
allá por 2001, cuando escuchaban que le dedicó una canción a Mirtha Legrand: "Desde el himno a Sarmiento que no escuchaba una canción tan chupamedias". Por mi parte, me río a carcajadas cada vez que escucho canciones como "Amor de flacos" o "Es una lata el trabajar". Ah: recordá que una canción que cantaba Parchís,
"Ven a mi casa esta Navidad" es de su autoría. Saludos.