lunes, 26 de febrero de 2007

Aquellos hombres tristes

Sin dudas nosotros somos de la generación que creció con Videla y que nació sin poder como dice el maestro. Todos tenemos recuerdos nefastos de aquellas épocas. Más o menos directos en las vivencias personales, pero seguramente imborrables en sus consecuencias, la dictadura militar nos ha pegado a todos y pasaran varias generaciones hasta que podamos dejar de sufrirlas.
A pesar de esto muchos pudimos tener nuestros momentos de felicidad y tal vez por eso, en un período tan oscuro, aquellos destellos de luz brillan con tanta fuerza en nuestra memoria. Pero también es cierto, que si recordamos de forma selectiva sólo aquellas cosas lindas, estaremos muy cerca de convertirnos en cómplices de los años más tristes de nuestra historia no sólo personal, sino como país.
En el día de hoy voy a hablar de Almendra, pero no del mítico grupo creado a fines de los 60’s con Spinetta a la cabeza, sino de Poggy Almendra. Seguramente muchos no recordarán haber escuchado el nombre de este muchacho, pero él fue el autor de los hits publicitarios para chicos de aquella dictadura. Por ejemplo, el recordado y repetido en cada cancha tema de Boby, no me extrañes; aquel nene que le explicaba a su perrito que no podría llevarlo de vacaciones, pero que le traería en un frasquito el mar, aunque finalmente lo llevaría escondido en un bolso. Este era el tema del Operativo Sol y el disco simple era auspiciado por La Serenísima. Otro de los temas muy conocidos de Poggy Almendra, fue Carta para mi hermano. En algún momento hablaremos de este disco lanzado como adhesión al ejército en pleno conflicto limítrofe con Chile. Otro de los temas que sonaron en la televisión de aquellos años fue Por suerte tengo un buen amigo, que se encuentra también en este Long Play junto a otros menos conocidos como Globito, Luna luna, El violín Silvin o Mi mamá es una estrella.En fin, sin perder de vista el contexto en el que este disco fue editado y el fin con el que fueron creados, varios de estos temas forman parte también de la banda de sonido de nuestra infancia y por eso tienen su lugar en este sitio.Bobby Almendra se encuentra hoy acompañando a Juanse, el ratón paranoico y vaya uno a saber qué piensa de su participación en aquellos años.
Lo cierto es que, sin tanto vuelo poético, sus canciones pueden haber sido plegarias para niños dormidos, que sin duda era lo que pretendían que fuéramos en aquellos años. Pero bueno, la larga noche pasó y depende de nosotros mantenernos despiertos. Hasta la próxima.

1 comentario:

Tako dijo...

Recuerdo este disco! Lo tenia!! pero yo tambien fui victima de una pequeña dictadura hogareña por parte de mi hermano que cuando se compro la bandeja con "pua de diamente" tiro todos los discos viejos que habia casa!!!! Entre esos discos estaba este. No estoy seguro si era este, pero creo que era blando como de papel, no del gramaje usual.
Mi pregunta por esa epoca era: Y quien le va a dar de comer a Bobby
mientras no esten los dueños????
Creo que la campaña apuntaba a la cantidad de perros que quedaban abandonados despues de cada temporada.

...Cuida todos mis juegueteeeeeesssss, Bobby no te portes mal.....